POLITICA OBJETADA


Laura Alonso, la funcionaria macrista en el ojo de la tormenta

Bregó por transparencia política pero es cuestionada por defender a Macri respecto del 'Panamá Papers'. Pedidos de renuncia de la oposición. Qué opinan en Poder Ciudadano.

PERFIL COMPLETO


Foto:Facebook

El 3 de abril pasado, Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción (OA), reaccionó con un controversial tweet ante la revelación de que el nombre del presidente Mauricio Macri aparecía en los Panamá Papers como el titular de una sociedad offshore en Bahamas. Su mensaje incluyó la cita de un artículo periodístico tras lo cual repitió en Twitter: "Constituir sociedad en paraíso fiscal no es delito en sí mismo". Desde ese momento, una catarata de críticas cayó sobre la funcionaria.

Semanas atrás, ya había sido cuestionada por su abrupto giro respecto de su opinión del acuerdo secreto entre las petroleras YPF y Chevron. "Cambié mi posición porque antes no tenía información", aseguró en marzo Alonso al avalar la cláusula que impide que se den a conocer los detalles ocultos a la opinión pública.

En el caso actual, su defensa de las sociedades en las cuales Macri figura en el directorio ("Fleg Trading" y "Kagemusha"), provocó el malestar en la oposición.

La diputada del GEN Margarita Stolbizer advirtió este martes que la titular de la OA "no" está actuando bien con su función, por lo que reclamó que en ese cargo debería haber "una persona con mayor grado de autonomía del Gobierno". "Me parece que no es una actuación que no está acorde a lo que la ciudadanía espera de la Oficina Anticorrupción, se lo dije al Presidente la única vez que me entrevisté con él. Yo a Alonso la respeto, es íntegra y capaz, pero me parece que es una persona partidaria", expresó la legisladora. En diálogo con radio Vorterix, añadió: "Debería haber una persona con mayor grado de autonomía respecto al Gobierno".

Ayer, el bloque del Frente para la Victoria en Diputados reclamó la renuncia a Alonso "por haber salido en defensa del presidente Mauricio Macri, cuando su rol es investigar la posible comisión de un acto de corrupción". En esta línea, presentaron un proyecto de ley para que la Oficina Anticorrupción esté en manos de la primera minoría de la oposición y la vicepresidencia de la segunda minoría, y que su titular sea indefectiblemente un abogado, condición que tampoco cumple Alonso", señaló el titular del bloque, Héctor Recalde.

A la par, el ex ministro radical de Justicia Ricardo Gil Lavedra cuestionó la actitud de Alonso. "Tengo el mejor de los conceptos de Laura Alonso, pero en este caso no ha sido acertada. Un funcionario que está a cargo precisamente de esa oficina, no puede salir a hablar de esa manera", expresó. Por su parte, el diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá criticó  que "Laura Alonso transformó la Oficina Anticorrupción en la oficina de defensa al Presidente", por lo que afirmó que la funcionaria "actuó como una política del PRO y no está capacidad para estar en ese puesto".

Un llamado de atención provino de la ONG Poder Ciudadano, paladín en la lucha por la transparencia instutucional del Estado. Entre 2006 y 2009, Alonso fue directora ejecutiva de la organización. Desde 2012, el licenciado Pablo Secchi es el nuevo titular de esa fundación. Su gestión parece desligarse de la opinión de Alonso. En un anticipo exclusivo para Perfil.com, cuyo comunicado completo se difundirá esta tarde, Secchi manifestó que desde Poder Ciudadano se exigirá "que el Presidente presente todas las pruebas necesarias que dejen en claro su participación en esta empresa, las actividades que llevó adelante la empresa, y se ponga a disposición de los medios de comunicación, justicia y quien lo disponga para aclarar todas las dudas necesarias".

A los asuntos "Chevron-YPF" y "Panamá Papers" se sumó otro hace escasos días. El diputado Martín Doñate denunció ante la Oficina Anticorrupción que se investigue si Macri incurrió en el delito de dádivas por haber pasado el fin de semana en la estancia del magnate británico Joe Lewis, en el Lago Escondido, Río Negro. "Esperemos que Alonso se ponga a trabajar para no tener que cuestionar su función", afirmó  Doñate.

De momento, este martes salieron a darle un fuerte respaldo tanto el jefe de Gabinete Marcos Peña como el ministro de Justicia Germán Garavano. "Respaldamos a Laura Alonso, ella fue consultada en forma técnica por un hecho concreto", aclaró Peña respecto de la explicación de la titular de la OA sobre que "no es delito constituir una sociedad en un paraíso fiscal". Y siguió: "Eso no es subjetivo, está en el Código Penal. Hubo ensañamiento. Respaldamos la tarea y creemos que se está trabajando muy bien. El objetivo es central: dotar de más transparencia e institucionalidad".

A su turno, Garavano opinó: "Hay un error en el enfoque, más allá de la tarea de la OA, existen los fiscales que tienen que investigar. La OA busca cambiar la matriz de corrupción y ver cómo se generan las compras en el Estado, cómo se evitan situaciones confusas dentro del Estado, en ese la OA está haciendo una tarea importantísima. Ése es el trabajo que hay que dejar que desarrolle. Ése es el valor que se la ha dado a la OA, más allá de los casos penales que tienen a sus jueces y fiscales".

Perfil.com se comunicó con el equipo de prensa de Laura Alonso, quien por estos días se encuentra en Estados Unidos, con actividades en la Universidad de Harvard. Respondieron, con satisfacción, que Marcos Peña "ya había dado todas las respuestas sobre el trabajo de Laura". Este medio quería conocer no obstante si se arrepentía del cuestionado tweet y qué respondía a quienes la denostaban. No obstante, sí se respondió respecto de la denuncia del diputado Doñate. "La denuncia ingresó la semana pasada a la oficina y se le dio curso como a todas las denuncias que ingresan en la Oficina Anticorrupción", aseguraron.

 


Emiliano G. Arnáez