POLITICA

Laura Muñoz, la mujer que denunció la sociedad Boudou-Vandenbroele

Dice que aún vive amenazada y que el Vice "es un niño caprichoso". El pedido de "Justicia con mayúsculas". Audio. 

PERFIL COMPLETO

Foto:CeDoc

La exmujer de Alejandro Vandenbroele, aseguró que sigue recibiendo amenazas desde que dijo que su exmarido era testaferro de Amado Boudou. En diálogo con Ahora es Nuestra la Ciudad -FM Identidad- Muñoz dijo que la está "pasando bastante mal" porque "las presiones han aumentado".

"Por un lado ves que la justicia avanza, pero por otro lado está el miedo de que lo aparten al juez, el miedo de que quieran llevarse puesta a la gente de la justicia”. Asimismo, calificó el momento actual como “de gran incertidumbre”.
 
Sobre la presencia de Boudou en 678 dijo que “no me gusta que me mientan y por eso no lo veo ni tampoco a los discursos de la Presidenta en cadena nacional” porque “no me gusta que me mientan en la cara”. Sobre esas declaraciones, Muñoz dijo que “Boudou tiene más información –posiblemente de la SIDE- que la que nosotros pensamos pero lo de las entradas del juez al Mundial fue una chicana”.
 
Boudou “es un niño caprichoso” sentenció Muñoz. En referencia a la actual diputada nacional del oficialismo, Diana Conti quien dijo en La Cornisa que nadie había obligado a Laura Muñoz a casarse con Vandenbroele dijo que “me da pena, porque no tiene pensamiento propio, es muy agresiva y soberbia, por eso me tiene sin cuidado. Yo sé lo que dije en la causa y me encantaría que investiguen a fondo el tema de Formosa y de esa constructora que quisieron instalar Vandenbroele y Nuñez Carmona, ahí están todos los negociados que hicieron los tres, con Amado Boudou”.
 
Muñoz dijo saber cuál es la verdad: “Duermo tranquila todas las noches y nadie me da un libreto” en referencia a Diana Conti. Por otro lado, Muñoz denunció que, en la última semana, Vandenbroele se presentó en dos oportunidades a la puerta de su casa "de forma despectiva” y relató el último altercado, con su hija de por medio que tuvo un problema de salud. 
 
“Es un horror que hemos sufrido tantos, varios testigos” explicó Muñoz. Sobre la actuación del juez Ariel Lijo, explicó que “no hace falta ninguna foto para entender la relación entre Vandenbroele y Boudou”. Dijo conocer a Caroso Donatiello: "Ha estado varias veces en mi casa, estuvimos en su casa en España, era un imposible que él estuviese viviendo allí, el juez tiene probado el vínculo entre ellos dos –por Boudou y Vandenbroele-.
 
En el final, Muñoz pidió que “se haga justicia con letras mayúsculas” para que “estos delincuentes, tengan que cumplir”. Sin embargo, reconoció que “somos un país muy raro”.
 
Ojalá Lijo sea la persona que cambie la historia argentina y su nombre pase a la gloria por siempre”, concluyó. "Yo no tengo el poder de la cadena nacional para insultar a medio mundo".

Muñoz se presentará a declarar en Mendoza el miércoles por una causa en la que está imputada "sin fundamentos" y denunció que a su abogada "le entraron al estudio y le dieron vuelta todo". 

 

Escuchá el audio: 

 

(*) Especial para Perfil.com



Luis Gasulla (*)