POLITICA NUEVA PRESENTACION DE SUS ABOGADOS


Leandro Báez redobla su apuesta contra el juez

Intentará que la Cámara Federal lo aparte. La Sala II recibe a sus abogados. Hablan de una defensa política a Cristina Kirchner.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Leandro Báez (26) redobla mañana su embestida contra el juez federal Sebastián Casanello. El menor de los hijos varones del empresario kirchnerista Lázaro Báez enviará a sus abogados ante la Cámara Federal porteña para que presenten un nuevo escrito en el que los letrados pedirán a los camaristas que aparten al magistrado de la investigación, ofrecerán supuestas pruebas de que Casanello intenta proteger a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y dejarán en claro que Leandro Báez sólo declarará en la causa contra los Kirchner si el juez deja de estar a cargo del expediente, confirmaron a PERFIL fuentes del entorno del joven.

La audiencia será a las 10 ante los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah. Los abogados Claudia Balbín y Santiago Viola presentarán el nuevo escrito que si bien se hace eco de las acusaciones de un presunto cohecho, intenta alegar que el magistrado sería parcial a favor de la ex presidenta por convicción política y por haber recibido dinero.

Una hora más tarde, los mismos camaristas de la Sala II escucharán a Lázaro, quien había solicitado su propia audiencia ante los hombres que deben confirmar o desestimar su procesamiento por lavado de dinero.

Leandro ya dijo en un primer escrito ante el juez Casanello lo que su padre no se anima a decir: que es el testaferro de la familia Kirchner, que no es el dueño del dinero que se fugó vía paraísos fiscales a Suiza y que la cadena de responsabilidades en el caso de lavado no se termina en él. Ante la Cámara Federal, dirá que el magistrado, que recibió el jueves un fuerte apoyo del Papa Francisco, quiso supuestamente frustrar la investigación y evitar comprometer a funcionarios del gobierno kirchnerista. Según los defensores de Leandro Báez, en los últimos días recibieron de forma anónima información que demostrarían su tesis. Por ejemplo, pedirán que la Cámara investigue la veracidad de la supuesta coincidencia de Casanello y Báez en la Quinta de Olivos el 6 de agosto de 2015. Según los abogados, el celular de Casanello se encontraba a las 8:28 de ese día en la celda GKN053 que corresponde a la residencia presidencial. En esa misma fecha, dicen, a las 9:32, el celular de Lázaro Báez se ubicaba en la misma antena. No hay mención de la supuesta carta manuscrita de CFK que Leandro sostiene tener en su poder y que revelaría un mensaje de Cristina a Lázaro sobre cómo debe defenderse en la causa.

El juez ya negó todas las acusaciones en su contra en un duro escrito y aseguró que no se apartará de la causa. Por eso, Leandro presenta su pedido de apartarlo ante los superiores directos del juez. Para Casanello se trata de una maniobra mediática para apartarlo, ya que a fin de año enviará a Báez a juicio oral. Los abogados también presentarán la carta que habría sido redactada por el abogado Jorge Chueco, en la cual hace mención a presuntos pagos de Lázaro a Casanello, y un pendrive con un audio de Báez desde la cárcel en el que el empresario hablaría de una supuesta relación con el juez que lo tiene detenido en Ezeiza. A pesar de estas presentaciones, PERFIL pudo saber que apuntan a sostener una supuesta defensa política por parte del juez hacia la ex mandataria. Para eso, compararán a Casanello con el juez Daniel Rafecas y su rol en el caso Ciccone. Ese juez fue el primero en investigar a Amado Boudou pero terminó apartado a pedido de una de las defensas luego de que manifestara que creía que no había pruebas contra el entonces vicepresidente en un chat con uno de los defensores.

Leandro planteará que no se dictaron medidas para investigar a Fernández de Kirchner desde su imputación en abril. Objetará que el juez haga declaraciones a la prensa y dirá que intentó despegar a CFK del caso desde los medios. Reclamará por el secuestro de automóviles de su propiedad porque no está imputado y por el allanamiento a la vivienda de su hermana Luciana, quien tampoco estaría investigada.



Emilia Delfino