POLITICA

Lejos de los flashes de la TV, el PRO y la UCR afinan acuerdos provinciales

El resultado de Marcos Juárez encontró a ambos partidos aliados. El problema de Macri hacia el interior. El factor Massa.

Foto:cadena3.com

Acuerdos sí, acuerdos no. Este parece ser, a fin de cuentas, la discusión de la UCR y el PRO de cara a 2015. Sobre todo luego del triunfo, ínfimo por cantidad de habitantes y exagerado en su presencia mediática, de esta alianza en Marcos Juárez, Córdoba.

Pero si bien hizo las veces de tubo de ensayo, la imagen de Oscar Aguad abrazado a Mauricio Macri puso en agenda nuevamente el debate sobre si estos dos partidos serán aliados en las próximas elecciones.

Aunque cuando se encienden las cámaras de los programas políticos anclados en Capital Federal, los máximos referentes de cada espacio buscan quitar esa idea del pensamiento del votante, lo cierto es que en cada provincia hay un panorama distinto. En la mayoría se repite un dato: El PRO cuenta con personajes mediáticos pero aún sin estructura partidaria. 

En Córdoba, Aguad fue el candidato radical en las últimas elecciones y mantiene el contacto directo Macri, quien tiene una figura mediática: el ex árbitro y hoy diputado Héctor Baldassi. Quieren la alianza y quedó demostrado en la imagen de Marcos Juárez.

En Chaco, el radicalismo tiene tres líneas internas: La mayoritaria que encabeza el exgobernador y actual senador Ángel Rozas; la que lidera la intendente de Resistencia Aída Ayala y la presidida por el intendente de Roque Sáenz Peña, Gerardo Cipolini. Aún no tienen un candidato definido, pero Rozas y Ayala ya se manifestaron a favor de una alianza provincial "lo más amplia posible" para enfrentar al peronismo.

Exiten también casos donde la estructura del Frente Renovador que encabeza Sergio Massa, hace que la UCR y el PRO no decidan por su cuenta. Y se suma la falta de estuctura del partido de Macri.

En Tucumán los radicales ven con mejores ojos una alianza con el FR, ya que el PRO obtuvo solo el 2,71 por ciento de los votos. Allí el diputado José Cano (UCR) irá por la gobernación y quien suena a vice es José Yayo Carbonell, hombre del PJ que quedó afuera del mundo alperovichista.

Los otros que hablan con Massa para llegar a 2015 son Julio Martínez (diputado por La Rioja), Ricardo Burayle (diputado por Formosa) y Federico Sciurano (Intendente de Ushuaia,Tierra del Fuego), según informó el diario Perfil. Allí, el diputado nacional fue directo: “En cada provincia nuestros dirigentes tienen la obligación de hablar con todos. No podemos perder el ADN plural. Y tenemos que poder expresar suma y no división”.

En Santa Cruz, el PRO ni siquiera está constituido, por ende allí deberán negociar en desventaja con la fuerte imagen de Eduardo Costa, candidato radical. Según argumentaron fuentes de su entorno, "inciaremos conversaciones ni bien tengan el sello", por lo que se descuenta algún tipo de acuerdo.

En La Pampa, el radical Francisco Torroba tiene chances de ser el próximo gobernador y para eso, desde su entorno buscan ampliar los votos sumando al macrista Carlos Javier Mac Allister, quien consiguió poco más del 10 por ciento en 2013 y sorprendió a más de uno.

En Catamarca la alianza es concreta y ya lo dejó en claro el elxgobernador Eduardo Brizuela del Moral quien busca volver a dirigir la provincia y el PRO ya adelantó que lo acompañará. Similar panorama hay en La Rioja, donde el diputado radical Julio Martínez se encamina a formalizar la alianza.

En Entre Ríos el ruralista del PRO Alfredo De Angeli cuenta con ventaja por su amplio conocimiento en la provincia. El senador mantiene asiduas reuniones con dirigentes de la UCR y se descuenta un acuerdo.

Provincias con peso. Santa Fe y Mendoza son dos provincias con dirigentes de proyección nacional. Y es allí donde la alianza parece más complicada. El socialismo conserva el poder con Antonio Bonfatti y no se descarta que Hermes Binner vuelva a buscar la gobernación. Luego aparece Miguel del Sel en el PRO, que obtuvo muy buenos resultados en los últimos comicios. 

En Mendoza, se da un escenario similar. La fuerte imagen de Julio Cobos, ilusiona a la UCR oara volver a la gobernación y allí el PRO tiene una alianza pública con el Partido Demócrata del diputado Omar de Marchi.

Capital y GBA. Como siempre, donde todas estas conversaciones parecen volar por los aires son en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. En la ciudad la UCR no tiene ninguna chance de negociar de igual a igual con el PRO y tampoco cuenta con un candidato propio para hacerle frente. Y en la provincia pasa al revés. El PRO no logra hacer pie a pesar de las innumerables caminatas de María Eugenia Vidal.

"O la alianza es en todas las provincias o en ninguna", suele escucharse en las filas radicales. Por ahora son más conversaciones que acuerdos concretos. 

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart