POLITICA


Leonardo Fariña, indignado tras la detención de López: "Se está probando todo lo que dije"

El testigo protegido más famoso del país busca rehacer su vida, mientras observa como la Justicia confirma los datos de su reveladora declaración como arrepentido en la "ruta del dinero K".


Foto:Cedoc

Leonardo Fariña se acogió a la figura del arrepentido en abril, cuando declaró ante el juez Sebastián Casanello. Apuntó contra todos, al revelar nombres y entregar datos vinculados a la llamada "ruta del dinero K". El exsecretario de Obras Públicas en el Ministerio de Planificación, José Francisco López, aparecía entonces entre los funcionarios mencionados.

Apenas dos meses después, el panorama dio un giro de 180 grados. El financista, en libertad como testigo protegido que intenta "tener una vida normal", pudo observar por televisión como López era arrestado. El exfuncionario fue descubierto in fraganti, cuando intentaba ocultar bolsos con US$ 8.982.047 dólares, 153.610 euros, y 159.114 pesos en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

El arresto a López indignó a Fariña. No por el hecho en sí, sino por el entramado y el dinero. Sin embargo, le hizo saber a Perfil.com su "tranquilidad": "Se está probando todo lo que dije", anunció.

"Fariña no habló solo de Lázaro Báez sino que fue amplio en cuanto a la operatoria que se manejaba. Lo de López lo termina de dejar al descubierto", agregó Giselle Robles, abogada del testigo protegido más famoso del país.

El testimonio del financista es clave para entender la relación entre el expresidente Néstor Kirchner y el exsecretario de Obras Públicas. Según puedo saber este portal, el arrepentido había revelado que López "era uno de los que estaba en el sur cuando se juntaban a jugar a la pelota y a comer asados".

Nueva vida. Tras ser excarcelado en abril –tras dos años de prisión en Ezeiza por evasión agravada–, Leonardo Fariña logró renacer. "Esta intentando tener una vida normal", explicaron desde el entorno más íntimo del financista a Perfil.com.

Fariña todavía no se acostumbra a estar nuevamente en libertad. "Es un proceso progresivo", consideró días atrás. "Ya circulo por la calle con cierta cotidianeidad, aunque siempre con las medidas de seguridad necesaria. Me veo con frecuencia con mi círculo íntimo; mi padre, mis abogados y algunos amigos incondicionales", había explicado al diario Clarín.

"Estoy recuperándome física y psicológicamente tras el deterioro que tuve en la cárcel. Primero tengo que mejorar mis valores clínicos, y después comenzaré a entrenar. De todo se encarga el ministerio, como así también de mi tratamiento psicológico, clave para ir estabilizándome", consideró.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)