POLITICA AGENDA RECARGADA


Leyes sociales y reforma política para el segundo semestre en el Congreso

El oficialismo le abre el juego a la oposición para conseguir los votos que necesita. Algunos ministerios ya comenzaron a preparar los números para el presupuesto 2017.


Foto:cedoc

El Gobierno busca encarar el segundo semestre con un paquete de leyes que combinan desde la economía hasta una reforma del sistema electoral. Envalentonados con el buen desempeño del interbloque de Cambiemos que logró sancionar leyes claves para el Ejecutivo (ver recuadro), ahora el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, comenzó a sondear al peronismo no kirchnerista para trazar una línea de trabajo que incluirá proyectos de la oposición tanto en la Cámara baja como en el Senado.
En ese contexto, entre las leyes que puntea el oficialismo aparece la reforma política, un cambio sustancial en la forma de votar que incluirá la boleta única electrónica, entre otras cuestiones. “A Macri no le interesa tanto el tema de las primarias o el debate obligatorio pero quiere, sí o sí, la boleta única”, confía una fuente del PRO.
En el Congreso ya evalúan abrir el proyecto a modificaciones. Rápido, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, fue a ver a su amigo de la primaria, el presidente de la Cámara, Alberto Dalla Via.
En paralelo al avance del Parlamento, Adrián Pérez, el funcionario a cargo la reforma, se peleó con el fiscal Jorge Di Lello y la Cámara Nacional Electoral por diferencias en torno a la iniciativa.
Otro proyecto clave será la reforma del Ministerio Público Fiscal que, en rigor, apunta a mellarle el poder a Alejandra Gils Carbó, a quien tildan de kirchnerista. Esta reforma será la primera de una serie de iniciativas que envió el ministro de Justicia, Germán Garavano. Tendrá sus bemoles: la diputada
del Frente Renovador Graciela Camaño tiene su propio proyecto y quiere modificar el de Cambiemos.
También en la lista está la “ley madre”: el Presupuesto 2017 que, de a poco, comenzaron a trabajar en el Ejecutivo. Se trata del primer cálculo de gastos e inversión que realizará la administración de Mauricio Macri. Lo deben presentar en septiembre.
En el ámbito educativo, el ministro de la cartera, Esteban Bullrich, envió hace un mes un proyecto que ya tiene consenso interno de la Cámara baja: hacer obligatorio desde los 3 años la concurrencia a los jardines de infantes y la construcción de más de tres mil en los próximos cuatro años.
Créditos para vivienda, empleo joven y un proyecto para las semillas, acordado con la multinacional Monsanto, también están en agenda.
En este marco, como moneda de cambio, en Cambiemos ya adelantaron que abrirán el Congreso para la oposición. Un proyecto vinculado a los precursores químicos presentado por el titular del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, iniciativas en temas de salud y medio ambiente del Frente Renovador y del PJ no kirchnerista ya están en danza.

 

Festejos por los primeros seis meses

Con el nuevo paquete de leyes que empezaron a debatir en Cambiemos apuestan a mantener el ritmo de lo que consideran que  fue un “gran primer semestre legislativo”. De esto dialogaron el martes por la noche en la cena del interbloque de Diputados: hubo festejos por haber votado más de diez leyes claves para el Ejecutivo. Aunque hubo críticas hacia el jefe de Gabinete, Marcos Peña, por falta de “dirección política”.
Entre otras leyes, el blanqueo y la “reparación” histórica para jubilados, y, a comienzos de año una iniciativa fundamental: la reapertura del canje de deuda para pagarles a los holdouts.
También, la devolución del IVA a los alimentos, media sanción en Diputados a la ley del arrepentido, y los pliegos de los dos nuevos integrantes de la Corte Suprema (Horacio Rosatti y Carlos Rosenkratz) en el Senado.



Redacción de Perfil.com