POLITICA

Liberaron al guarda que había sido detenido por falso testimonio

Miguel Angel Gerónimo deberá afrontar el proceso penal por mentir ante el juez. El delto prevé hasta cuatro años de prisión.

Foto:Cedoc

El guarda Miguel Angel Gerónimo, detenido el martes al declarar como testigo en el juicio oral por la tragedia de Once, en la que murieron 51 personas, fue excarcelado el jueves y deberá afrontar un proceso penal por falso testimonio.

Según informó la aganecia DyN, la decisión de liberar a Gerónimo la adoptó el juez de instrucción Ernesto Botto al considerar que no hay riesgo de fuga ni entorpecimiento de la investigación, porque el guarda no registra antecedentes penales, tiene domicilio constituido y un trabajo.

El magistrado quedó a cargo de la causa por "falso testimonio", un delito que prevé una pena de hasta cuatro años de prisión. Gerónimo era el guarda que el 22 de febrero de 2012 estaba a cargo del tren que chocó contra el paragolpe del andén 2 de la estación de Once.

El auxiliar ferroviario fue detenido el martes por falso testimonio mientras declaraba como testigo ante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2), por sus reticencias sobre aspectos del tren el día de la tragedia, en especial si la formación se había pasado en varias estaciones.

"Se pasó en Once", dijo el testigo, y provocó la reacción del abogado querellante Gregorio Dalbón que pidió al presidente del TOF 2, Jorge Gorini, la detención del guarda.

En tanto, el fiscal del juicio, Fernando Arrigo, consideró que Gerónimo fue "reticente" y no contó toda la verdad sobre el acontecimiento, pese a que se le exhibieron videos de cómo la formación se pasó en varias estaciones.

Ante las contradicciones en su declaración, los jueces Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu dispusieron la detención de Gerónimo "por haber incurrido en flagrancia en el delito de falso testimonio en audiencia pública".

Los motivos. Dalbón dijo ayer que el guarda "fue reticente en sus respuestas, mintió durante toda su declaración y además dijo que el tren se pasó en Once y es una falta de respeto absoluta a las víctimas".

El abogado advirtió también que Gerónimo "estaba complotado para defender al motorman" Marcos Antonio Córdoba, uno de los 29 imputados en el juicio, y sostuvo que "es parte del mecanismo para ocultar a los verdaderos culpables que son los motorman".

Sospechas de complot. "Cuando le mostrábamos los videos, el tren se pasaba en Flores y él decía que no había retroceso, aunque lo miraba con sus propios ojos", cuestionó en declaraciones radiales. "Gerónimo entregó respuestas armadas. En un momento no lo aguanté más y pedí la detención inmediata", sostuvo Dalbón.


Redacción de Perfil.com