POLITICA CONMOCION EN EL GOBIERNO

Lijo procesó a Boudou y a otros cinco imputados por el negociado de Ciccone

Es la primera vez en la historia que un juez procesa a un vicepresidente en funciones. El magistrado también cargó contra su amigo, Núñez Carmona, e integrantes de la familia que era dueña de la fábrica de billetes.

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa senado

Los tiempos se aceleraron y el juez federal Ariel Lijo procesó anoche al vicepresidente Amado Boudou por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles. También quedaron procesados su socio y mejor Amigo, José María Núñez Carmona, y Alejandro Vandenbroele como partícipes necesarios. En cuanto a Rafael Resnick Brenner -ex jefe de asesores de Ricardo Echegaray en la AFIP-, quedó procesado por negociaciones incompatibles con su función pública.
El fallo también cayó sobre los dueños de la fábrica de billetes: Nicolás Ciccone y su yerno Guillermo Reinwick también quedaron procesados por cohecho por haber supuestamente acordado con Boudou a cambio de la cesión del 70% de la empresa. La decisión del magistrado se dio a conocer ayer por la noche, pasadas las 23, al cierre de esta edición.
Lijo mandó trabar embargo sobre los bienes del vicepresidente por $ 200.000, así como del resto de los procesados. Pasadas las 13 de ayer, Boudou había solicitado ampliar su declaración indagatoria al regreso de su viaje por Cuba y Panamá. Fue el hecho que adelantó la decisión del juez, que se esperaba para los próximos días.
El juez acusó a Boudou, junto a José María Nuñez Carmona, de haber supuestamente “adquirido la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, mientras Boudou era Ministro de Economía, a través de la sociedad The Old Fund y de Alejandro Vandenbroele, con el fin último de contratar con el Estado Nacional la impresión de billetes y documentación oficial”.
Para el juez, “Boudou, aprovechando su condición de funcionario público, y Nuñez Carmona, habrían acordado con Nicolás y Héctor Ciccone, y Guillermo Reinwick la cesión del 70% de la empresa Ciccone Calcográfica a cambio de la realización de los actos necesarios para que la firma pudiera volver a operar y contratar con la Administración Pública. En este sentido, Amado Boudou habría tenido injerencia, de forma directa, presenciando las reuniones para la adquisición, y, junto a Resnick Brenner –jefe de asesores de la AFIP– y César Guido Forcieri –jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía– en el trámite de un plan de pagos ilegal en AFIP. Asimismo, habría intervenido, a través de personas interpuestas, en los actos necesarios para el levantamiento de la quiebra, con el objetivo de obtener el certificado fiscal para contratar con el Estado Nacional. Esa finalidad se habría visto satisfecha una vez que Boudou ya era vicepresidente en, al menos, una oportunidad con Casa de la Moneda”. El magistrado también consideró que “Boudou y Núñez Carmona se habrían interesado en el negocio que implicaría adquirir Ciccone y lo habrían materializado a través de la firma The Old Fund”. Asimismo, la maniobra se habría materializado con división de funciones: Boudou habría aportado su condición de funcionario público y Núñez Carmona habría realizado, como privado, aquello que Boudou no podía, justamente por su cargo. El Ministro de Economía no podía adquirir el monopolio de la producción de billetes, y que Núñez Carmona tampoco podía hacerlo debido a su pública relación con él,  asignaron a Alejandro Vandenbroele ese rol, quien ya actuaba como representante” de The Old Fund, sostiene el procesamiento.
Para el juez, si el banquero Raúl Moneta aportó fondos para financiar la compra, no cambia la situación de Boudou y el resto de los imputados. El vice precisamente había intentado llamar la atención hacia la ruta del dinero.

Trastienda de un apuro
El juez Ariel Lijo planeaba dar a conocer su decisión entre el miércoles y el viernes. Eso fue así hasta el mediodía de ayer, cuando Diego Pirota, abogado de Amado Boudou, pidió ante el juzgado ampliar la declaración indagatoria del vice, quien prometía “relatar algunas cuestiones que resultarán de interés para la investigación”.
Después de las 13 horas, el nuevo escenario que planteó el vice aceleró los tiempos del magistrado. Los procesamientos se dieron a conocer anoche a través del CIJ, el sitio oficial de la Corte Suprema. El juez tenía 15 personas, entre empleados del juzgado y secretarios letrados, trabajando a contrarreloj para llegar a mediados de la semana próxima. Ayer, después del mediodía y de forma inesperada, aceleró más el paso. Quería llegar al fin de semana con Boudou procesado.



Emilia Delfino