POLITICA

Lo acusan de vender tierras del municipio y quedarse con la plata

El intendente de Laguna Yema, Formosa, se defiende al alegar que el denunciante “quiso comprar pero no cumplió los requisitos”.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Luis Corvalán es intendente de Laguna Yema, un pueblo en el departamento Bermejo, cercano a Las Lomitas, donde cumplió prisión en la dictadura el ex presidente Carlos Menem. Fue citado a declarar por la Justicia en una causa por estafa. Lo acusan de ofrecer a la venta terrenos municipales, cobrar dinero y no haber devuelto la plata.

“Supe de unas tierras en venta, me interesaron, pagué lo que me pedían, empezamos los papeles pero antes de escriturar, el intendente se borró y no me devolvieron el dinero”, denuncia a PERFIL Roberto Balderrama, sobre los hechos sucedidos en 2009 y que está resolviendo la Justicia.

“La intendencia ofreció invertir en terrenos municipales, Balderrama aceptó, se interesó por un lote de 325 hectáreas por las que pagó $ 325 mil, el Concejo Deliberante aprobó la venta pero luego de abonar y obtener un recibo por la operación, el intendente dio marcha atrás”, explica Pablo Cuesta, abogado de Balderrama, el denunciante, y agrega: “El intendente Corvalán le dijo que luego le devolverían los montos recibidos, pero pasado un tiempo dejó de atender el teléfono. Fuimos a verificar los terrenos y vimos que en el lote de mi cliente había viviendas del Fonavi, una escuela provincial, manzanas construidas e incluso aborígenes asentados allí”.

Los terrenos se habrían vendido a razón de 0,10 centavos el metro cuadrado. Una oferta. Sin embargo, como no se concretó la operación, los damnificados hicieron la denuncia y la fiscal Norma Zaracho solicitó al juez Francisco Orella, de Las Lomitas, que se investigue por estafa y falsedad ideológica –entre otros delitos– al intendente. Corvalán pertenece al Frente para la Victoria y gobierna Laguna Yema desde 1999, su hermana María Luisa ejerce como presidenta del Concejo Deliberante, que aprobó la venta de los terrenos. Los dos son leales al gobernador formoseño, Gildo Insfrán.

El intendente Luis Corvalán se defendió en diálogo con PERFIL: “Las acusaciones son una maniobra de los atorrantes de la oposición. Vender tierras municipales es competencia de las autoridades y esa posibilidad fue aprobada por el Concejo. Este señor quiso comprar y no cumplió los requisitos. Pero no puso ninguna plata, eso es mentira”. El jueves 27 de agosto deberá dar explicaciones en el juzgado de Las Lomitas.



Diego Rojas