POLITICA

Lo que Chaco nos enseñó

En la provincia critican a Lanata por su informe en PPT, mientras otro joven qom murió de hambre. La doble vara del periodismo y la cínica cultura K.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

En Chaco todos hablan del programa de PPT. "¿Por qué no mostró lo bueno que se hizo en la provincia?", me preguntaba un colega de la provincia gobernada por Jorge Milton Capitanich. "¿Por qué no fue a fondo con el "cajero de Coqui", Omar Judis?", cuestionaban otros.

El periodismo no juzga, cuenta, muestra, informa e investiga. El periodista no está para aplaudir ya que para eso  gastan millones de pesos por mes en las agencias publicitarias y las campañas de los oficialismos de turno. Lo hacen de múltiples formas: desde folletitos para los nenes en los que se les enseñan que todo lo que tienen se lo deben a la reina Cristina como en los interminables entretiempos de los partidos de fútbol. Los oficialismos también giran millones de pesos a productoras de dudoso pasado como La Usina o The Old Fund para vaya a saber qué. El periodismo está para molestar al poder de turno, sea quien sea. El corrupto y el delito no tiene ideología, no es de izquierda ni de derecha. 

En Chaco me acusaron de ser narco periodista por investigar la causa Carbón Blanco por la que desfiló una empresa de carbón vegetal que empaquetó 1000 kilos de merca que terminaron en Portugal. Los cómplices, mentirosos e ineficaces funcionarios denuncian, sin pruebas, al mensajero.

Lo mismo hicieron con Lanata por mostrar la realidad chaqueña. Hoy el relato chocó de frente. No atinó a frenar. Otro joven qom murió de desnutrición. "Lanata se quedó corto", sentenció Juan "El Pelado" Rossi en Radio Cultura. Rossi era uno de los dirigentes sociales más cercanos a Capitanich. Su defensa era tal que se animó a presentarse con 12 ex convictos en una radio de Resistencia para apretarme en vivo y en directo por ser "un porteño que viene a hablar de nuestros gobernantes". Hoy Rossi está podrido de la corrupción coquista. 

Durante años de recibir millones en pauta oficial, diarios como Tiempo Argentino jamás supieron o pudieron hacer una investigación periodística con un solo papel de prueba. Hoy se hacen una fiesta con La Usina de Fernando Niembro. Poco importa que el hijo de Julio De Vido también cobró para publicitar actos del gobernador de Entre Ríos con su productora fantasma. Ese periodismo que acaba de inscribirse en la materia "Investigación" le encanta que lo elogien los vicepresidentes multiprocesados y no pregunta por qué una firma como The Old Fund le facturó 7 millones y medio de pesos a la provincia de Formosa para "refinanciar" su deuda. No hay nada más cínico que un kirchnerista denunciando corrupción. Pero como hacemos periodismo y no militancia, el Niembro-Gate coloca las cosas en su lugar. 

El cajero de ‘Coqui’ seguirá hablando de edición y campañas en su contra, mientras se abraza con su candidato Daniel Scioli. Los pibes de su provincia seguirán muriéndose de hambre en el Impenetrable y los periodistas lo contarán. Otros falsos colegas dirán que todo se trata de un invento de la CIA, el sionismo internacional, Magnetto y los marcianos. 

(*) Especial para Perfil.com | Twitter: @luisgasulla
 



Luis Gasulla