POLITICA

Lo que dejó el 5J

PERFIL COMPLETO

El esperado 5-J dejó tantas definiciones como incertidumbres. Aunque resulte prematura expedirse, el balance parece arrojar un saldo neutro:

Ciudad de Buenos Aires:

Si bien el PRO obtuvo una victoria contundente, no le alcanzó para sortear un ballotage. Recíprocamente, Martín Lousteau consiguió el ansiado pasaje a una segunda vuelta, pero el porcentaje alcanzado lo deja en una situación difícil. En efecto, traccionar para sí los votos obtenidos por Recalde y la izquierda, aunque no resulta imposible, sí representa un desafío difícil.

No obstante, si se lo analiza por la inversa, tampoco resultará fácil para el PRO conseguir el 4.5% que le faltó, pescando en una laguna que —en principio— resulta bastante hostil al ideario macrista y que podría percibir a Eco como un mal menor.

En cuanto al FpV, la derrota de Mariano Recalde estaba dentro del margen de lo esperado.

En síntesis, el baile de Mauricio pareció expresar una euforia más impostada que real. Final abierto.

Córdoba:

Los resultados fueron acordes a lo esperado: Juan Schiaretti se estaría imponiendo sobre Oscar Aguad y, por ende, expresaría el triunfo oficialista de José Manuel de La Sota. Lo cual, favorece al espacio UNA en el que también participa Sergio Massa. Consecuentemente, Mauricio Macri y sus aliados resultarían perdedores. No obstante, la escasa diferencia de 5 puntos (con un tercio de mesas escrutadas y la reserva de Aguad respecto del resultado final) entre el delasotismo y la alianza macrista, resulta insuficiente para cantar victoria anticipada de cara a las PASO presidenciales.

Lo que sí pareció claro es la pobre performance del candidato del FpV Eduardo Accastello.

En síntesis, De la Sota-Massa podrían avanzar un casillero. Pero resulta insuficiente.

La Rioja y Corrientes:

Aunque tienen una incidencia más simbólica que real, los resultados de estas provincias también vuelven a repartir la cal y la arena. En La Rioja, el triunfo del FpV (con resultados imprecisos al cierre de esta nota) posibilitó al FpV compensar las claras derrotas de los distritos mayores. Apenas un premio consuelo para una jornada poco favorable para el oficialismo. En cuanto a Corrientes, el posible triunfo radical sobre el FpV, representa otra victoria opositora.

Balance final:

El ejercicio de vincular los resultados locales con el orden nacional apenas justifica una conclusión parsimoniosa. Mauricio Macri ganó y perdió. El oficialismo del FpV y Daniel Scioli, habría perdido mucho más de lo que ganó. Sergio Massa, perdió muy poco, pero tampoco ganó demasiado. La ansiedad por concluir necesita pruebas para despejar la incertidumbre. Pero el 5-J quizás dejo más preguntas que respuestas. Habrá que seguir esperando entonces. 



Federico González