POLITICA LOS SAUCES

Cristóbal López y Fabián De Sousa dicen que los contratos eran legales y piden su sobreseimiento

Los empresarios argumentaron ante el juez Claudio Bonadio que la hipótesis de lavado de activos es "absolutamente inviable".

Foto:Cedoc

Los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa reclamaron este jueves al juez federal Claudio Bonadio sus respectivos sobreseimientos en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la sociedad “Los Sauces”, propiedad de la familia Kirchner. En su declaración ante el juez Claudio Bonadio aseguraron que los contratos de alquiler con la empresa eran legales. 

Ambos empresarios, vinculados con el Grupo Indalo, afirmaron no tener participación alguna con las supuestas irregularidades investigadas por el juez, que rozan la posibilidad del “lavado de dinero” y el cobro de “retornos” por sobreprecios en la concesión de obra pública. Mediante sendos escritos, ambos se proclamaron “ajenos” a los hechos investigados

López dijo, por escrito: “Soy ajeno a la supuesta organización delictiva". Asimismo, calificó como "absolutamente inviable" la "hipótesis de lavado de acitvos de origen ilícito". En cambio, justificó que uno de los alquileres, en un edificio de Puerto Madero, estaba destinado a vivienda familiar y al alojamiento de sus colaboradores (“personal técnico y administrativo") que lo asistían en el manejo de sus empresas.

Al igual que López, De Sousa explicó que el inmueble alquilado que el juez puso bajo la lupa es el que forma parte de un acuerdo de divorcio con su ex mujer, quien aún vive allí y constituyó el hogar familiar con los hijos de ambos.

El Poder Judicial sospecha que ambos empresarios fingieron el pago de alquileres a la sociedad Los Sauces como parte de una maniobra destinada a “blanquear” dinero presuntamente “retornado” por sobreprecios pagados por el Estado por licitaciones para obras públicas. 

Pero en su escrito, López refutó que las empresas del Grupo Indalo que alquilaron habitaciones y propiedades a Los Sauces tuviese relación con la obra pública. "Debo aclarar que ni Alcalis de la Patagonia SAIC ni Inversora M&S SA fueron empresas ajdudicatarias de contratos de obra pública u otras concesiones estatales nacionales", expuso en el escrito que presentó y al que accedió la agencia Télam.

López consignó que los pagos fueron “a valores de mercado” y en dólares aunque en este caso el valor tuvo "importancia relativa" porque él buscaba "contar con oficinas en el mismo edificio" en el que vive. "Eso resulto decisivo", indicó sobre los alquileres y precisó que "lo pagado a Los Sauces" era algo inferior a lo abonado a otros locadores del grupo Indalo en otros contratos.

Ambos indagados remarcaron que el Grupo Indalo concretó 493 locaciones de inmuebles desde el 2009 hasta el presente y aportaron un detalle de todas esas operaciones.

El lunes próximo deben presentarse ante Bonadio los hijos de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Máximo y Florencia Kirchner, y un día más tarde lo hará la propia mandatariaPara mañana, en tanto, está prevista la indagatoria del empresario Lázaro Báez, detenido en otra causa por orden del juez Sebastián Casanello.