POLITICA TRAS EL PEDIDO DE INDAGATORIA

Los abogados de Milani ya preparan una contraofensiva

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa YPF

La situación del jefe del Ejército, César Milani, quedó más comprometida debido al pedido de indagatoria que realizó el fiscal Carlos Brito en la causa que investiga la desaparición del soldado Alberto Ledo, producida en Tucumán en 1976. Sin embargo, fuentes judiciales señalaron que la defensa del militar, un hombre central en el esquema de Inteligencia del kirchnerismo, prepara una arremetida contra el fiscal y la prueba clave del llamado a indagatoria que podría sacudir la causa para salvar al militar del banquillo de los acusados.

Según consta en testimonios del expediente, el soldado Ledo había sido secretario privado de Milani, quien se desempeñaba en el campo de Inteligencia militar. Al momento de su desaparición, Milani rubricó unas actas que certificaron que Ledo había desertado del servicio militar obligatorio, cuando en realidad había sido desaparecido. Los motivos habrían sido que Ledo formaba parte del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) y la Inteligencia militar habría detectado sus vínculos con esa organización. Así aparece consignado en la causa en la que se investiga la desaparición del soldado Roberto Villafañe por los mismos motivos. El hecho de que Milani documentara que Ledo había desertado cuando en realidad había sido secuestrado llevó al fiscal Brito a pedir su indagatoria por los delitos de “falsedad ideológica de documento público” y “encubrimiento” del crimen, no así por su responsabilidad en la desaparición del conscripto, tal como pedía la querella. Por lo tanto, el llamado a declaración indagatoria se sostiene en el documento que firmó el actual jefe del Ejército cuando era jefe de Ledo. Ahí es donde la defensa de Milani quiere golpear para hacer tambalear toda la causa. Por ello sus abogados pidieron  la nulidad de las actas que dan cuenta de la “deserción” por no ser originales, sino copias certificadas. Y también pidieron la recusación del fiscal Brito por “parcialidad” con la querella.

Contraataque. La defensa de Milani logró recusar hace un mes al fiscal Gustavo Gómez, que se encontraba estudiando el llamado a indagatoria. Ahora es el juez Daniel Bejas quien debe decidir sobre la indagatoria, y sobre la solicitud de recusación del fiscal. Deberá pronunciarse a la brevedad. Si el juez accediera a la recusación, la causa quedaría en manos del fiscal Pablo Camuña, cercano a la procuradora Alejandra Gils Carbó y quien desestimó la causa contra Milani en un primer momento y recomendó que se archivara el expediente judicial. Es el objetivo de la defensa.

“Milani es un hombre fuerte del poder y por eso es protegido desde todos los flancos por el Gobierno –asegura a PERFIL Graciela Ledo, hermana del soldado desaparecido–; sin embargo, el pedido para que se lo indague es un paso adelante muy importante. Esperamos que se lleve adelante y que no se acepte el apartamiento del fiscal Brito. Nosotros habíamos pedido que se rechazaran los pliegos del fiscal Camuña por su anterior actuación en esta causa”.

La decisión sobre los pedidos de la fiscalía y la defensa debería ser tomada en las próximas horas por el juez Bejas, ya que una resolución general habilita la feria judicial en los casos de delitos de lesa humanidad.

Entonces se sabrá para qué lado se inclina la balanza, en una investigación que se sigue atentamente desde los despachos del Gobierno.



Diego Rojas