POLITICA IMPUESTO AL AGRO Y NAFTAS

Los apremios de caja llevan a De la Sota a pelearse con el campo

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

Ruralistas cordobeses expresaron su indignación por el Presupuesto 2014 enviado a la Legislatura por el gobernador José Manuel de la Sota. La polémica se disparó con el anuncio del aumento del Impuesto Inmobiliario Rural, que contempla incrementos de hasta el 31%. La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba manifestó su oposición argumentando que “los productores no están en condiciones de hacer frente a un nuevo ajuste”.
De esta manera, De la Sota podría perder a un importante aliado de cara a una posible postulación presidencial en el 2015. Históricamente, el mandamás cordobés mantuvo una buena relación con el campo. Incluso en las últimas elecciones, el justicialismo cosechó los mejores réditos en zonas predominantemente agropecuarias. Sin embargo, esa relación podría romperse con las nuevas subas impositivas al sector, englobadas en el Inmobiliario Rural con todos los cargos adicionales (Fondo de  Mantenimiento de la Red Firme Natural, Fondo Rural para Infraestructura y Gasoductos, Fondo de Consorcio Canalero y Fondo de Infraestructura para Municipios y Comunas).

“Con el argumento de que el proceso inflacionario que se vive en el país obliga a las provincias a adecuar su recaudación con políticas de corrección, cercano el cierre de un año caracterizado por la incertidumbre, la pérdida de competitividad, la fuerte caída de rentabilidad, las catástrofes naturales, la falta de concreción respecto de la reglamentación de leyes provinciales y la pretensión de sanción de nuevas improvisaciones, el gobierno provincial hizo caso omiso de la situación del productor agropecuario y priorizó sus necesidades por sobre la gestión que –con insistencia– reclama del gobierno nacional: la convocatoria al diálogo y la búsqueda de consenso”, indicó el comunicado firmado por las principales entidades rurales del país. En la misiva enviada a los medios se agrega que “el productor no está en condiciones de hacer frente a un nuevo ajuste; de concretarse, convertirá en inviable el pago del impuesto, provocando un efecto contrario al objetivo planteado”.

El Inmobiliario Rural no fue el único aumento que genera críticas. La Tasa Vial, creada en el 2012 con el fin de generar recursos a través del consumo de combustible para hacer rutas, también fue duramente cuestionada. Para 2014 se prevé un aumento de entre el 25 y el 35% respecto a los precios actuales.
A su vez, el adicional por litro de nafta súper pasará de 30 a 40 centavos; en la premium, de 40 a 54; el de GNC, de 15 a 20; y el de gasoil, de 20 a 25.



Ariel Bogdanov desde Córdoba