POLITICA LA MOVILIZACION KIRCHNERISTA

Los candidatos del oficialismo llevaron el cotillón a la plaza

El gobernador Urribarri se proclamó candidato en remeras, banderas y carteles. Randazzo también aprovechó la ocasión.

PERFIL COMPLETO

La avenida Rivadavia fue el lugar destinado al grueso de la militancia kirchnerista que se movilizó ayer en apoyo a la presidenta Cristina Kirchner, y donde se concentró la mayor cantidad de gente, así como la mirada de las cámaras oficiales. Sumaron unas 15 mil personas, menos que en otras movilizaciones. Unidos y Organizados, entre los que se vio a La Cámpora, Kolina, Movimiento Evita, Peronismo Kirchnerista, La Güemes y Vatayón Militante, rodearon rápidamente las vallas por las que un par de horas más tarde pasó la Presidenta saludando en su auto, escoltada por granaderos. Cerca, frente al Congreso, se ubicaron Nuevo Encuentro y la Tupac Amaru, aliados cristinistas. Del lado de la calle Yrigoyen se ubicó el sindicalismo que, si bien no movió multitudes, cumplió. Los gorros amarillos de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) fueron los que más se vieron durante la jornada. Seguidos por remeras y banderas azules y blancas de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de los estatales de la UPCN, quienes además tiraron panfletos desde las ventanas del Senado. También se vieron las banderas verdes del Sindicato de Mecánicos (Smata), pero fueron desapareciendo en medio del largo discurso.

Del justicialismo hubo más apoyo de pancartas que de personas: la cara del intendente de La Matanza y presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, se vio desde temprano sobre la avenida Entre Ríos. Algo de presencia hubo de gente de Ezeiza, y el nombre de Alejandro Granados se leyó en algunas banderas. El que sí llevó gente, y en cantidad, fue el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, para dejar claras sus intenciones de suceder a Cristina en la presidencia el año que viene: la leyenda “Urribarri 2015” ilustraba numerosos globos, banderas, carteles, pecheras y gorros. Incluso el ministro de Transporte, Florencio Randazzo, llevó a su gente y un modesto globo de helio azul pudo verse presentándolo como candidato. Otro que puso su nombre al lado del año de las próximas elecciones fue el senador provincial Mario Ishii, pensando en la Gobernación. Al igual que en otras ocasiones, no se ahorró en gastos. Repartidas entre el frente del Congreso y la plaza, se instalaron siete pantallas gigantes



Sebastian Aulicino