POLITICA SI EL ACUERDO SE CONCRETA

Los especialistas creen que el candidato más perjudicado sería Massa

PERFIL COMPLETO

La construcción de una eventual alianza entre el PRO y UNEN le restaría votos a Sergio Massa, porque se disputarían entre ellos el voto antikirchnerista no peronista. En eso coinciden los especialistas que dialogaron con PERFIL.

Graciela Römmer explicó a este diario que es difícil anticipar una alianza de esas características, pero dijo que, si se concreta, será una alternativa interesante para capturar el voto “anticristinista” no peronista. “En ese sentido, una alianza así drenaría votos de Massa hacia el otro frente opositor”. Para Federico González, de González/Valladares, hay razones para intuir que esa alianza puede funcionar o no. Tiene a su favor –explica– que la gente le pide a los políticos que se unan. Otra cosa a su favor, según González, es que por separado ninguno de ellos tiene chances de llegar a la Casa Rosada. Pero en contra tienen las experiencias pasadas.

 El consultor también coincidió en que el más perjudicado por un frente opositor que incluya a Macri es Sergio Massa. “Más que Scioli”, agregó.
Carlos Fara no ve en el corto plazo una alianza entre el PRO y UNEN. El frente progresista “recién se está armando y una alianza con el PRO genera ruido. El FAP es el más resistente a esta cuestión”, explicó.

Fara añadió que en términos de imagen a la gente no le termina de cerrar la posibilidad de ese frente. Genera, indica, un gran interrogante.
“Después de la experiencia de Ricardo Alfonsín con Francisco de Narváez, que a la gente no le terminó de parecer consistente, ésta va a necesitar mucho tiempo para generar aceptación”, precisó.
¿A quién perjudicaría más esta alianza? “A Daniel Scioli no, va a tener los votos del Frente para la Victoria.

Al que debería preocuparle es a Massa, es una gran amenaza para el diputado de Tigre, que chupa votos del radicalismo, del socialismo, y de otros partidos”, señaló.

“Cualquier frente tiene una marca corporal que se llama la Alianza (que encabezó Fernando de la Rúa), que ha dejado una enseñanza de castigar alianzas coyunturales en la medida que no se percibe una construcción solvente”, explicó a PERFIL Ignacio Ramírez, director de Ibarómetro.
Añadió: “La dispersión no le conviene a la oposición, entonces se comienza a hablar de alianzas”. Sin embargo, opinó que de sellarse un frente entre UNEN y PRO el menos contento sería Sergio Massa. Ahondando en las dificultades de armar una alianza de esas características, El director de Ibarómetro indicó que el PRO nació para “renovar la política” pero con una gran dificultad para construir a nivel nacional. “Del lado de UNEN también tienen muchas contradicciones internas y este armado le sumaría más”, precisó.

Hay sectores del frente progresista que no ven con buenos ojos a Macri, lo perciben como un límite. Habrá que ver qué prima entre la mayoría de
sus integrantes. La experiencia de UNEN en la Capital Federal fue positiva. Pero no está todo dicho



Mariano Confalonieri