POLITICA UNA VOTACIÓN QUE REFLEJA EL NUEVO ESCENARIO

Los gobernadores se alinearon contra De Vido y trabajan en el nuevo bloque

El de San Juan, Sergio Uñac, ordenó a sus dos diputados, que están en el FPV, que le soltaran la mano al ex ministro.

Diputados comenzó la sesión para tratar los pedidos judiciales de desafuero de Julio de Vido
Diputados comenzó la sesión para tratar los pedidos judiciales de desafuero de Julio de Vido Foto:DyN

Los gobernadores peronistas se acomodaron al nuevo escenario post electoral y ordenaron a su tropa acompañar el desafuero de Julio de Vido. Algunos de los diputados que bajaron, incluso, están dentro de la bancada kirchnerista. Hubo dos llamados del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que ordenó a los diputados Ramón Tovares y Daniela Castro que no solo se sentaran en sus bancas -a contramano de la decisión de bloque FpV- sino que votaran la suspensión del ex ministro de Planificación. Hubo directivas similares del gobernador de Chubut, Mario das Neves, y de Juan Manzur.

El kirchnerismo no bajó para evitar que la ruptura (que será inevitable en el mediano plazo con la renovación de legisladores) se produjera de manera anticipada. Más de la mitad del bloque no quería quedar “avalando” la corrupción. Otros pretendían que De Vido renunciara antes de la sesión. Unos pocos buscaban defenderlo abiertamente en el recinto. La solución salomónica fue la conferencia de prensa y la denuncia de persecución. Un dato clave es que en esa conferencia los que pusieron la cara no fueron todos.

El otro sanjuanino ilustre, José Luis Gioja, fue conciliador y orgánico. Se alineó con la posición de Héctor Recalde, no bajó al recinto y estuvo en la presentación ante los medios. Pero los gobernadores del PJ ya están jugando otro partido. Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja) y Carlos Verna (La Pampa), estuvieron a favor del desafuero del ex ministro. Los cuatro tienen representantes en el Bloque Justicialista, que preside Oscar Romero. Y están discutiendo la ampliación de su bancada a partir del 10 de diciembre, para pararse unificados frente al macrismo. A esa estrategia se acoplarán Uñac y Gustavo Bordet (Entre Ríos), que ya están en conversaciones con sus pares.

En los dos meses de sesiones que quedan -se incluyen las extraordinarias- habrá una suerte de libertad de acción en el bloque kirchnerista y muchos de sus diputados votarán en sintonía con el otro bloque, el Justicialista. ¿Quiénes defenderán a la procuradora Alejandra Gils Carbó cuando el oficialismo avance con el pedido de juicio político? En la oposición suponen que es la próxima en la lista tras la suspensión de De Vido. El kirchnerismo duro la sostendrá. El resto del peronismo, difícilmente. Para colmo, la procuradora sumó enojos cuando se supo que una ONG vinculada a ella impuso al Congreso la exigencia de cumplir con la ley de acceso a la información pública haciendo que todos los empleados de planta permanente registren acceso y egreso todos los días con la huella digital.

Los kirchneristas puros -algo más de 30 diputados- quedaron preocupados. Muchos quisieron bajar al recinto y votar en contra, repitiendo la denuncia de persecución política y judicial, porque saben que De Vido es sólo el primer paso, pero podría ser un antecedente para dejar sin fueros a Cristina Kirchner. Pero no pudieron generar consenso. “Ante el primer tiroteo nos fuimos corriendo”, se lamentó un diputado K en diálogo con PERFIL.

Cristina asumirá como senadora el 10 de diciembre. Algunos oficialistas ya pidieron su cabeza. Es el caso de la diputada reelecta Elisa Carrió. Quizás asuma y luego pidan su desafuero. Aunque los códigos en el Senado siempre fueron distintos a los de Diputados, nadie lo descarta.