POLITICA PUJA CON LOS SINDICATOS

Los gremios, en pie de guerra por la "ofensiva" oficial contra los convenios de trabajo

Los líderes sindicales Daer y Yasky arremetieron contra Macri y Triaca. Afirman que los convenios "no son vetustos". Qué dicen del modelo chileno.

Daer y Yasky salieron a cruzar a Macri
Daer y Yasky salieron a cruzar a Macri Foto:Cedoc
Los líderes sindicales Héctor Daer (CGT) y Hugo Yasky (CTA) arremetieron con fuertes críticas contra el Presidente Mauricio Macri y el ministro de Trabajo Jorge Triaca, luego de que ayer pidieran "actualizar los convenios colectivos de trabajo" y "una renovación interna sindical". 

"Cuando Triaca dice que los convenios son vetustos se equivoca, porque estos convenios se renuevan año tras año y hay una dinámica que permitió durante 13 años consecutivos una permanente discusión de convenios con equipos técnicos que están altamente capacitados y que han sentado escuela dentro del sindicalismo de otros países", argumentó Yasky en diálogo con Perfil.

Y hasta ironizó: "Decretar que los convenios son vetustos porque tienen 40 años es como que yo dijera que la ley que establece la primacía de la propiedad privada es vetusta porque tiene 180 años. La verdad que me parece ridículo". 

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ratificó que el Gobierno buscará "actualizar" los convenios colectivos de trabajo, al señalar que muchos de ellos "son de hace 40 años, con categorías vetustas". La propuesta oficial "no va en detrimento de los derechos de los trabajadores", aseguró el funcionario.

No obstante, Yasky consideró que se trata del "preanuncio de una ofensiva contra las paritarias libres, contra los convenios colectivos de trabajo y que se complementan con el intento de trasladar el fuero laboral de las provincias a la ciudad de Buenos Aires". 

Y comparó la dinámica con el modelo chileno: "El Gobierno tiene el mismo modelo que Chile, donde no existen los convenios colectivos de trabajo y se trata de contratos pluriindividuales, donde los derechos de los trabajadores están absolutamente relativizados".

Por otro lado, Macri había remarcado ayer que hay que "analizar y discutir todos los convenios laborales" para "generar empleo". Y agregó que "Necesitamos que los gremios también se renueven, que tengan la capacidad de poder pensarse, y tal vez, hay que pensar si los mismos dirigentes que han conducido gremios en los últimos 20 o 30 años, se están dando cuenta de esa necesidad". 

A lo que Daer respondió: "Esto confirma que al Gobierno se le quemaron los papeles", disparó Daer esta mañana y, en este marco, denunció que Macri "sueña con algún dirigente moderno que comprenda que un trabajador tiene que tener menos derechos porque hay que competir con la industria china, por ejemplo".

Polémica por la renovación sindical. "El principal asesor gremial y concejero espiritual que tiene Macri es Gerónimo Venegas, quien también es el único dirigente sindical reconocido dentro de Cambiemos. Con eso no hay que decir nada más. Si ese es el modelo de la renovación...", disparó Yasky. 

Y concluyó que "a los que les corresponde elegir a los dirigentes sindicales es a los trabajadores a través del voto directo en el sindicato".

Por su parte, el diputado massista acusó a los funcionarios nacionales de hacer "gala de las peores políticas flexibilizadoras que se pueden llevar adelante" y alertó que "si el Gobierno intenta esto va a haber un enfrentamiento muy grande con la sociedad, no solo con los trabajadores. Vamos a tener un marco de conflictividad importante".