POLITICA "LOS SAUCES"

¿Estrategia o crisis familiar?: los hijos de Lázaro Báez, unidos contra su padre

Leandro, Martín y Luciana apuntaron a su padre como quien "tomaba las decisiones en la empresa". El vínculo con Néstor.

Foto:Cedoc
¿Se trata de la famosa estrategia salvese quién pueda o de la demostración más nítida de una ruptura familiar? El empresario más beneficiado por la obra pública durante el kirchnerismo, Lázaro Báez, sigue detenido por la causa de la "ruta del dinero K", aunque no es lo único por lo que se lo investiga: el juez Bonadio citó a declarar a sus hijos en el marco de la causa "Los Sauces" y, llamativamente, lo vincularon en bloque a "todas las decisiones de la empresa", despegándose de cualquier responsabilidad.

Bonadio investiga la relación entre las empresas de Báez y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de una megacausa por presunta corrupción mediante el sistema de "retornos" por la adjudicación de obra pública por contratos millonarios. En la causa de Los Sauces, se acusa que sólo las empresas de Cristobal López y Lázaro Báez, empresarios y amigos de la familia Kirchner, utilizaban la inmobiliaria de manera irregular.

Mediante un escrito entregado al magistrado, Martín Báez sostuvo ayer que quien ejercía el control pleno de las actividades era su padre, y que él se limitaba a "cumplir funciones cuasi protocolares y de representación pero sin incidencia en las decisiones". "El gobierno de las acciones o las decisiones empresariales eran tomadas por nuestro padre", resumió en el escrito. 

Y se despegó junto a sus hermanos: "Mi capacidad de decisión o la de mis hermanos en la toma de decisiones empresariales, o en la incorporación en carácter de socios o miembros del órgano de decisión, estaba directamente vinculada a una decisión de organización de nuestro padre en las empresas".

Sin embargo, los hijos de Lázaro integraban los directorios de las empresas. En el mismo escrito se argumenta que fue "al solo efecto de conformar los requisitos legales para la constitución de las sociedades o para la existencia de órganos de decisión".

A dicha declaración se sumó la de Leandro, también ayer, y Luciana, quien hoy respaldó las mismas versiones de sus hermanos, apuntando a su padre como el único responsable de las decisiones.

A diferencia de su hermano mayor, Martín, que presentó un escrito, Leandro eligió responder preguntas del magistrado. En la declaración, habló de los Kirchner, de los vínculos que tenían con su familia, de cómo se manejaba la empresa Austral Construcciones y responsabilizó a su padre de las decisiones relacionadas con la investigación: "Lázaro manejaba todo, si uno se oponía era lo mismo que nada".

Además, Leandro Báez confirmó el estrecho vínculo que tenía su padre con los expresidentes, algo que Cristina Kirchner negó varias veces, incluso por cadena nacional.

"Lázaro asistía solo a las reuniones y no nos comentaba lo que pasaba. Las mismas podían ser en El Calafate, en Río Gallegos y/o en esta ciudad. Sé que fue a la Quinta de Olivos", dijo. Sin embargo, aclaró que desconoce si hubo alguno en la Casa Rosada.

"Lázaro tenía relación con Néstor, que era su amigo. Después, con Cristina sé que tuvo trato pero no sé si era el mismo. Lázaro era muy reservado en su relación con ellos", detalló, y agregó que la relación se quebró luego de la investigación de Jorge Lanata en 2013 por la ruta del dinero K.

En sintonía con sus hermanos, Luciana Báez apuntó también a su padre como el único que tomaba las decisiones en el grupo empresario. Por otro lado, atribuyó a la amistad del empresario con el fallecido expresidente Néstor Kirchner la decisión de alquilarle propiedades a través de su sociedad "Los Sauces".

La mayor de las dos hijas mujeres de Báez admitió además que firmó cheques de pago a favor de "Los Sauces" por parte de las empresas "Austral Construcciones", "Loscalzo y del Curto" y "Austral Agro" pero que lo hacía si antes llegaban "visados" por Lázaro. "Los Sauces era un proveedor más", dijo al juez.