POLITICA ROGELIO FRIGERIO

“Los inversores no están midiendo a Mauricio Macri, sino a la oposición”

El ministro critica a Massa y dice que el Gobierno termina bien el año tras el acuerdo por Ganancias.

Ministro. Sostiene que Cambiemos debe abrirse y que “no es un espacio antiperonista”.
Ministro. Sostiene que Cambiemos debe abrirse y que “no es un espacio antiperonista”. Foto:Presidencia
No tiene mucho tiempo: en apenas 25 minutos comenzarán a llegar cuatro gobernadores para discutir un proyecto vinculado al río Colorado. A pesar de ello, y con la satisfacción de haber sido clave para revertir la derrota por Ganancias, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibió a PERFIL en su despacho en la planta baja de la Casa Rosada.

—Con el proyecto de Ganancias, ¿siente que ganaron el partido en el último minuto?
—Transformamos una gran mala noticia, hace diez días, en una buena noticia. Es una buena forma de terminar el año. Está claro que al final del día los responsables de manejar los recursos de la gente pudieron imponer una postura seria y en línea con el Presupuesto.
—¿Fue un error enviar a extraordinarias un proyecto sin consenso?
—No, los principales impulsores de modificar el impuesto a las ganancias fuimos nosotros. El proyecto de Massa entró después del nuestro. Queríamos resolver las distorsiones que generó el gobierno kirchnerista con este impuesto. La media sanción de Diputados, es decir, el proyecto de Kicillof apoyado por Massa, llevaba de $ 15 mil a $ 60 mil, y acá se ve la incongruencia, la demagogia y el populismo. El mismo espacio político que dijo durante diez años que no podía discutirse este tema porque no estaban dadas las condiciones, en pocos meses plantea una postura que encarecía en $ 100 mil millones lo que estaba previsto en el Presupuesto.
—¿Subestimaron la idea de que el PJ se vuelva a unir?
—Nos sorprendió que Massa apoye un proyecto de Kicillof. Sobre todo porque el Frente Renovador venía apoyando aquellas iniciativas vinculadas a la gobernabilidad.
—¿Comparte que Massa es el político “menos confiable del sistema político”, como dijo Marcos Peña?
—Hay que entender el contexto de nuestra reacción porque estábamos preocupados por ese proyecto. Los inversores no están midiendo a Mauricio Macri, saben dónde quiere llevar el país, está mirando a dirigentes de la oposición, sobre todo a los más jóvenes, como Sergio Massa.
—¿Cómo estuvo el sushi en la casa de Massa cuando estuvo reunido con varios funcionarios?
—Comí poco porque soy alérgico al salmón, comí alguna pieza de atún. Dicen que estaba muy bueno.
—¿Qué hizo cambiar de opinión a Massa?
—Primero, estaba claro que no estaban los votos en el Senado para aprobar ese mamarracho. También que la mayoría de los gobernadores estaba en contra. Él ahí revisó su posición y colaboró en la búsqueda de una solución.
—¿Fue un bombero del Gobierno en este tema?
—Yo soy un ministro político y tengo que lograr consensos con las fuerzas de la oposición, del Congreso y los gobernadores. Esa es mi tarea.
—¿Por qué el día que se iba a sancionar la ley que luego se modificó hubo gobernadores que no atendían el teléfono?
—Yo no estaba, justo tenía programado un viaje a China y reuniones con más de 100 empresarios y era muy difícil revertir esas reuniones. Con una diferencia horaria de 12 horas traté, desde China, de colaborar vía Whatsapp. Se había generado un clima raro esos días. Algunos gobernadores no tomaron dimensión del problema que estábamos enfrentando, y cuando pudimos presentarles el costo fiscal empezamos a lograr que tomaran real conciencia.
—Usted planteó que hay que ampliar Cambiemos, incluyendo al PJ. ¿Sigue pensando lo mismo?
—Tuve siempre esa idea desde el PRO: fui uno de los que hizo fuerza para que se generara Cambiemos. Estamos en una experiencia inédita en la Argentina: un gobierno que tiene una marcada minoría en el Congreso y solamente cinco gobernadores. No hay antecedentes en democracia de un espacio que tenga que lidiar con esta coyuntura. La necesidad de ampliar la base de sustentación política está presente y hay que abrirse a otros dirigentes. Es una buena idea abrir el espacio y esto va de la mano de la prioridad de consolidar Cambiemos. No somos un espacio antiperonista, y eso es bueno.
—¿Usted comparte con Duran Barba que necesitan de “lo nuevo”?
—Esto es como un equipo de fútbol: necesitás de todo, gente nueva, con experiencia, jugadores de distintos equipos, goleadores, arqueros. Esto es similar. Y tenemos el mejor DT, que es Mauricio Macri.
—Monzó, en una nota con PERFIL, habló de sumar a Urtubey, a Perotti, ¿hay una nueva generación del PJ que podría sumarse?
—Está claro que hay gobernadores y dirigentes jóvenes que están armando algo distinto, que están aportando y ayudando mucho a la gobernabilidad, que tienen ideas mucho más modernas.