POLITICA REUNIÓN CLAVE

Los jefes sindicales le llevaron sus reclamos a Mauricio Macri

Moyano, Caló y Barrionuevo le expresaron sus preocupaciones por la inflación, deudas de las obras sociales, paritarias y Ganancias. 

Foto:Presidencia.

Con una mochila cargada de preocupaciones a cuestas llegaron los líderes de los gremios a la reunión en la Casa Rosada con el presidente, Mauricio Macri. Paritarias, inflación, despidos e impuesto a las ganancias fueron los temas centrales del encuentro en el que también participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca

El presidente recibió en su despacho de la Rosada al titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano; al líder de la de la CGT Balcarce, Luis Caló; al jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo y a los referentes sindicales: Armando Cavalieri, Gerardo Martínez, Juan Carlos Schmid y Gerardo "Momo" Venegas.  

Los referentes sindicales, según se conoció, reclamaron cambios en las Ganancias, un tope de 32 por ciento y una baja en la inflación. Ese fue el tema que Macri, en la conferencia durante el anuncio de la suba de jubilaciones y AUH, consideró "inaceptable" y expresó que "el daño que ya ha ocasionado es mucho".  

Sin embargo, el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, aseguró que "no se habló" de algún porcentaje de cara a las paritarias, pero sí de la modificación del impuesto a las ganancias, la deuda con las obras sociales y los "despidos". En tanto, Caló expresó que "la reunión fue positiva" y, en una suerte de mensaje a los trabajadores, Macri pidió que "sean prudentes".

Por su parte, el secretario general de la Confederación Argentina de Transporte, Juan Carlos Schmid, manifestó que “planteamos la necesidad  de prestar especial atención a la inflación y a que no aumente el desempleo, a lo que respondió que eran las prioridades del gobierno. No se habló de porcentajes para ninguna paritaria sectorial y también pusimos énfasis desde la CATT en la eliminación del el impuesto a las ganancias”, indicó.

El gobierno se impuso que las próximas paritarias serán un desafío clave en su meta de contener la inflación. El macrismo desliza con sutileza que la suba de precios anual se ubicará entre un 20 y 25 por ciento y buscan estancar entre esas cifras la puja salarial. Los gremios, con los precios del supermercado, llevaron reclamos que rompen ese techo ficticio y se ubicarían en un 32 por ciento.



Redacción de Perfil.com