POLITICA CAMBIOS EN LA CÚPULA DE LA EXSIDE

Los mensajes de Stiuso que Cristina no soportó

Por Gustavo González | Desde que comenzó a circular la tapa de Noticias con el reportaje al espía, el Gobierno fue un hervidero.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El Gobierno es un hervidero desde el viernes pasado cuando empezó a circular por la ex SIDE la última tapa de la revista Noticias. No era para menos: por primera vez, el verdadero hombre fuerte de la Inteligencia local, el histórico Jaime Stiuso, prendía el ventilador en un reportaje de cuatro páginas que le hizo por teléfono Rodis Recalt.

Los mensajes que el poder K leyó claramente en esa nota fueron múltiples:

1) Stiuso no sólo rompió con la tradición de no hablar en on con los medios (y casi nunca en off), sino que lo hizo con el medio que desde 2003 puso en la mira con más fuerza al kirchnerismo.

2) Stiuso quiso dejar en evidencia su interna con el otro hombre fuerte de los espías, Fernando Pocino: “Yo no tengo ninguna interna con él. La tendrá Pocino conmigo”.

3) Stiuso apuntó sin atenuantes a la Bonaerense por el asesinato de su amigo Pedro “El Lauchón” Viale, muerto a manos del Grupo Halcón: “Cualquiera estaría enojado. No es porque fuera un hombre mío o no. Es una persona”.

4) Y lo peor de todo: se atrevió a responderle a la Presidenta por sus dichos de que tendría que haberse enterado por la SIDE -y no por los medios- de las supuestas amenazas de muerte que habría recibido de parte del ISIS: “El tunecino del que habló Clarín no existió. Fue una farsa. Los mails con amenazas llegaron, pero lo del tunecino y lo de la Triple Frontera es un invento ... (Cristina) dijo que se tendría que haber enterado por nosotros. Y por nosotros no se iba a enterar porque no existió lo del tunecino”.

La misma revista ya había anticipado en una tapa de hace dos meses (“La SIDE al desnudo”) sobre el desmanejo político en la central de Inteligencia, con información interna que demostraba en sí mismo el nivel de conflictos intestinos que allí existen y el despoder de los funcionarios, empezando por el ahora renunciante/echado Héctor Icazuriaga.

El reportaje de Stiuso en Noticias ratificó en el Gobierno la sensación de descontrol y ratificó la determinación presidencial de un cambio de mando en la SIDE. El primer impulso fue separar esa movida de la nota en Noticias, pero la ira de Cristina fue más fuerte y el mismo fin de semana se tomó la decisión que fue conocida hoy.

Hay cosas que el oficialismo quizás esté a tiempo de solucionar en la Secretaría de Inteligencia, pero otras están directamente vinculadas con ese aroma de fin de ciclo que lo impregna todo, desde la SIDE a los empresarios, y desde los medios al Poder Judicial.

(*) Director Periodístico de Editorial Perfil, exdirector de la Revista Noticias.



Gustavo González (*)