POLITICA


Los "paños fríos" de Cristina al default: "Los buitres son la mafia de la economía"

Con la excusa de anunciar otro plan de viviendas, la Presidenta le pegó a los acreedores y escrachó por error a otra persona.

En un acto en la Casa Rosada en el que el Vicepresidente doblemente procesado Amado Boudou salió del ostracismo, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la construcción de 105 mil viviendas más para todas las jurisdicciones argentinas. "Esto va a significar una inversión de 27 mil millones de pesos", afirmó la Presidenta de la Nación. 

"Van a generar 100 mil puestos de trabajos nuevos y 160 mil indirectos", indicó Cristina, quien luego afirmó que "toda provincia que se demore en la ejecución de los plazos de vivienda va a ser retirado y va a ser resolvida (sic) por otra provincia que lo esté haciendo correctamente".

"Ayer, cuando volvía de ese magnífico viaje a Paraguay donde los argentinos reparamos al entregarle muebles de Francisco Solano López, me encontré con el titular de un portal de noticias en el que un señor lamado Mark Brodsky, del fondo buitre Aurelius, decía que lo peor está por venir", señaló Cristina y mostró a cámara la supuesta foto de Brodsky, pero en realidad mostró la de Sam Zell, un magnate norteamericano.

"Cuando el señor ministro de Economía se reunió por primera vez con los fondos buitres, me decían que los de Aurelius parecían los más buenos y que el malo era Paul Singer, y en realidad, todos son malos, todos están despreciando el sistema económico financiero de un país", sostuvo Cristina, quien agregó que "en Europa ya han legislado sobre eso, falta que lo haga EEUU. donde están aparentemente acentados, donde ellos operan con el apoyo".

Cristina también habló del cierre de la imprenta Donnellys, "En estos días había ido el señor director general de la AFIP y habíamos detectado que en una empresa multinacional, que ya no son sociedades anónimas, las constituyen un fondo de inversión", indicó Cristina, y agregó que "se mueven por todo el mundo comprando y deshaciendo empresas". 

A raíz de que el fondo de cobertura NML Elliot en un momento tuvo el 7% de Donnelys y después lo transfirió a otra empresa, Cristina habló de "entramado mafioso". "Son la mafia financiera internacional de gente que dirige la economía mundial", disparó Cristina quien luego dio la dirección de las oficinas del Juzgado Comercial n°19, la Secretaría n° 37, y los nombres de sus titulares, donde se habría presentado el pedido de quiebra de Donnellys un viernes y se resolvió al lunes siguiente, lo cual Cristina calificó de "quiebra express". "Les doy la dirección para que cuando quieran quebrar rápido sepan a donde tienen que ir", apuntó la Presidenta. 

"Por eso también, y haciendo uso por primera vez de la ley antiterrotista, que pocos compañeros no estuvieron de acuerdo porque pensaban que era contra la protesta social, lo vamos a usar para esto: hemos formulado una denuncia penal ante la Justicia Federal por alteración al orden económico y financiero", informó Cristina, quien sostuvo que "nos quieren ver de rodillas pero conmigo de presidenta nunca lo van ver". 

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Argentina en default
  • Default
  • Cristina Fernández de Kirchner