POLITICA

Los "pibes para la liberación" de Pino se UNEN al festejo cool de Lousteau

En el Palais Rouge, Solanas, Carrió y el exministro de Economía celebraron el segundo lugar en la elección porteña.

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com

"Entre toda esta diversidad hemos encontrado un punto de equilibrio", dijo Pino Solanas al salir al escenario del segundo piso del salón Palais Rouge, donde centenares de militantes lo alentaban.

Y a juzgar por lo que se vivió durante toda la jornada en el bunker de UNEN, no se equivocó: un exministro de Economía del kirchnerismo se arengaba con jóvenes radicales, mientras militantes de Proyecto Sur le cantaban a Claudio Lozano.

En simultáneo, otra agrupación, a unos metros de la exlegisladora K Victoria Donda, chicaneaba a Daniel Filmus.

La "diversidad" de la que Solanas se jactó, también se vio reflejada en los festejos finales: las bandas que tocaron en el sobrio primer piso del salón -a cargo de Flexa, el hijastro de Pino-, intercalaban tangos de Piazzolla, con batucadas y canciones de Maná.

La jornada fue larga y tuvo todos los condimentos. El primero en llegar al centro de cómputos de UNEN fue el jefe de campaña, Roy Cortina, quien hizo el expreso pedido de que no trascendieran datos hasta después de las 21.

"No queremos hacer como hacen en otros bunkers, que salen con globos a festejar cuando todavía no hay números", fustigó, en clara alusión al PRO. En el Palais Rouge estaba el epicentro de la elección porteña: Solanas quería desplazar a Filmus del senado y Carrió acercase al PRO en Diputados.

Y el primero en anticiparse a los festejos fue Martín Lousteau. El economista llegó sólo, minutos después de las 20 horas y, fiel a su estilo, fue directo a los números: se metió corriendo en el centro de cómputos y salió media hora después para darle buenas noticias a los suyos.

Una hora más tarde, después de salir al escenario junto a todos los referentes de UNEN, el segundo candidato a diputado se encontró con su mujer, Carla Peterson, con quien se la vio abrazado durante la hora de la comida. "La gente hoy eligió el diálogo", le dijo Lousteau a este portal sin querer hablar sobre 2015.

Los militantes vivieron una jornada aparte. Es que luego de conocidos los primeros resultados oficiales, que daban senador a Solanas por apenas un punto, todos los voceros se mantuvieron cautelosos. Pero la militancia estaba convencida de que era un triunfo: con remeras de "Todos con Pino" cortaban el sobrante de boletas para festejar la aparición de su candidato, mientras en el Palais Rouge reinaba la incertidumbre.

Al menos una decena de agrupaciones distintas llegaban a al bunker con sus banderas. Cantera Popular, Proyecto Sur, Partido Socialista, Jóvenes con Lousteau y Mujeres por la Paz, entre otras, se congregaron en el segundo piso del centro de comandos para alentar a Solanas y entonar cánticos contra el candidato del Frente Para la Victoria: "Si ya lo ve, si ya lo ve, es para Filmus que lo mira por TV".

"Me parece que Filmus no es senador, me parece que Filmus no es senador, porque Pino, porque Pino lo cagó", coreaban. Ya cuando los cómputos oficiales respaldaban los sondeos de mesa testigo, el bunker estalló en un sólo grito: "Olé, olé, olé, olé / UNEN / UNEN".

El ingreso de los candidatos fue triunfal. Carrió fue la primera oradora de la noche, pero todos los cantos se los llevó Pino Solanas. "Pino, Pino, Pino corazón, acá tenes los pibes para la liberación"; "Ohhh, la tenés adentro, te sacamos, del Congreso", le cantaban al kirchnerismo.

Arriba del escenario, los candidatos de UNEN que quedaron fuera de carrera en las primarias lucían un look descontracturado: Ricardo Gil Lavedra dejó el traje de las PASO y se calzó una campera, Alfonso Prat Gay apostó por un jean y Donda se vistió con una camisa a rayas, con los colores "diversos" de UNEN.

La diversidad, además, se vio en los platos que cenaron los candidatos. Apenas después de pronunciar su discurso, Carrió bajó al ágape y le ofrecieron un plato de chop suey de vegetales con un mix de fuccile y empanadas criollas.

La pregunta obligada, para todos los medios presentes, giró a partir de su propia consigna: cómo garantizar la unidad entre sectores tan disímiles. Solanas, que fue la estrella del bunker, le respondió a este portal de la siguiente forma: "Las garantías que ofrece este espacio están en nuestro trabajo y nuestro compromiso, pero nosotros estamos seguros de algo: nuestra fuerza radica en que somos la unidad en la diversidad y hoy eso fue lo que pidió la ciudadanía, hoy fue el triunfo de la diversidad y nos vamos a hacer cargo de eso".

(*) De la redacción de Perfil.com



Patricio Caruso (*)