POLITICA CASO NISMAN

Los posibles nuevos jueces y la jugada de "resistencia" de Lagomarsino

La defensa del técnico informático apelará el pase al fuero federal. El sucesor de Palmaghini se definirá entre seis magistrados.

Foto:Cedoc

Un giro esperado ocurrió esta tarde en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman: la sala VI de la Cámara del Crimen consideró que la Justicia Federal debe determinar si ocurrió un homicidio, un suicidio o un acto inducido.

La decisión de los camaristas Rodolfo Pociello Argerich, Mario Filozof y Marcelo Lucini dio a la querella encabezada por Sandra Arroyo Salgado –exmujer de Nisman y madre de sus dos hijas– la respuesta que venía requiriendo a los pocos días de conocerse la muerte.

Ahora, la causa cae en nuevas manos. Ya no serán ni la jueza Fabiana Palmaghini ni la fiscal Viviana Fein quienes determinen qué ocurrió el 18 de enero de 2015 en el departamento de la Torre Le Parc de Puerto Madero.

La definición del magistrado en quién recaerá la responsabilidad de esclarecer la muerte será por sorteo. Allí hay seis nombres que pueden resultar electos: Rodolfo Canicoba Corral, Sebastián Casanello, Marcelo Martinez De Giorgi, Luis Rodriguez, Julián Ercolini y Claudio Bonadio.

Si la suerte juega a favor de la querella, el elegido puede ser Rodríguez, magistrado que tiene en su poder las denuncias por las amenazas contra Nisman previas a su muerte. En el entorno de Arroyo Salgado, según manifestaron a Perfil.com, estarían "seguros" recaerá en este magistrado. Bonadio, también tiene en su poder una investigación vinculada al fiscal, aunque es por presunto lavado de activos –inicialmente a cargo de Canicoba Corral– que involucra a sus familiares directos y allegados.

Resistencia. El pase a la Justicia Federal de la causa fue resistido desde un principio por la defensa de Diego Lagomarsino, por eso, desde el inicio apelaron la declaración de "incompetencia" de la jueza Fabiana Palmaghini. Sin embargo hoy la sala VI no hizo lugar a su pedido.

Ahora, los abogados de Lagomarsino, quien es el único imputado en la causa por la entrega del arma que mató a Nisman, está en condiciones de apelar nuevamente pero ante la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional (el nuevo fuero) dentro los próximos diez días.

Según confiaron fuentes directas del Lagomarsino a Perfil.com, su defensa ya trabaja en la apelación por lo que el pase al fuero federal se demoraría y el expediente seguiría momentáneamente en manos de la jueza Fabiana Palmaghini.

Ante esta resistencia, la investigación continuará con interrogatorios e insistirá en obtener rápidamente la "autopsia psicológica" solicitada por Gendarmería Nacional y que debería demostrar si Nisman tenía o no un perfil suicida.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)