POLITICA EL DOMINGO DE MAURICIO

Los Pumas, ravioles con Lilita y sorpresa familiar

PERFIL COMPLETO

Relajado, como se lo pudo ver en la última semana, Macri intentó pasar su día en su “lugar en el mundo”, su quinta en Malvinas Argentinas llamada “Los Abrojos”, donde combinó política con esparcimiento. Invitó a su “mesa chica” a almorzar pero sumó a una aliada: Elisa “Lilita” Carrió disfrutó los ravioles con él y Juliana Awada.
Lilita bromeó durante la comida y volvió a darle confianza. En el tramo final de la campaña se transformó en una de las personas que más  influye con sus palabras en la mente del jefe del PRO.
Durante el día, además de mantenerse en contacto con Ernesto Sanz (UCR) para ver cómo le estaba yendo a los candidatos radicales del interior y con su jefe de campaña, Marcos Peña, para ver cómo estaban los datos de boca de urna, se relajó mirando el partido en el que Los Pumas perdieron frente a Australia. Pero el dato central fue un llamado inesperado de su padre, Franco. El empresario, que siempre se opuso a la carrera política de su hijo, le avisó que iba a concurrir al búnker a apoyarlo. Y no fue el único, también su madre, Alicia Blanco Villegas, fue a saludarlo en el momento más importante de su carrera política. Fue todo un símbolo para él: algo había cambiado en su vida política pero también personal.

E.S.