POLITICA SUMMA

Los recaudadores "sin recibo" de la fundación de Michetti

Varios testigos identificaron a Federico Pinedo, a la hermana y al Jefe de Despacho de la Vicepresidenta como quienes recibieron aportes para SUMA. Nadie obtuvo recibos.

Gabriela Michetti
Gabriela Michetti Foto:DyN
El juez Ariel Lijo comenzó a citar a testigos aportantes de la Fundación SUMA, conducida por la Vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, en el marco de la causa que la investiga por un robo que padeció la funcionaria de dinero no declarado

Ese dinero, según Michetti, provenía de donaciones de diversos aportantes de su fundación. Tras la declaración de varios testigos, se identificó a tres recolectores de dinero: el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, la hermana de la Vicepresidenta, Silvina Michetti, y el Jefe de Despacho de la funcionaria, Santiago Eduardo Riobó. Todos los testigos coincidieron en no haber percibido ningún recibo que comprobase sus aportes.

Riobó declaró ante el juez Lijo que él mismo realizó un aporte de 2.500 pesos, también sin recibo.

"El aporte lo realicé en el despacho de Gabriela Michetti, cuando era Senadora, fue por la suma de 2.500 pesos en los primeros días de noviembre de 2015, dos semanas antes de que suceda el robo en la casa. Esta colaboración la realicé en efectivo y la sumé yo al dinero que se estaba recaudando", declaró Riobó ante Lijo. 

Varios integrantes del PRO estaban aportando dinero para los gastos de la cena de gala de la Fundación SUMA, según relató Riobó.

"No se entregó recibo sino que por pedido de Gabriela lo que yo hacía era anotar quién me daba y cuánto para que cuando ella fuera a la Fundación le hiciera los recibos correspondientes", explicó.

Interrogado sobre cómo se recaudaba y guardaba el dinero, respondió: "Yo tenía un cajón con llave en el que guardaba las donaciones que se iban recibiendo. Gabriela no recaudaba el dinero, sino que pidió colaboración y ella dijo que me lo dieran a mí".

De esa manera, Riobó recordó haber recibido un "sobre" con una cifra de entre 70.000 y 75.000 pesos que le entregó el senador Federico Pinedo "una semana antes de las elecciones", y una suma similar que le entregó la hermana de Michetti. En cuanto a lo que recaudó el propio empleado del Senado, se estima un monto cercano a los 22.500 pesos.

"La fecha exacta de eso no la recuerdo pero si sé que en el sobre estaba el dinero que él había recaudado, así como también un papelito en el que constaban los nombres y montos de los aportantes", refirió sobre la donación canalizada a través de Pinedo.

"Entiendo que Federico Pinedo y Silvina Michetti no entregaron recibos por las donaciones realizadas, porque la modalidad era la misma; esto es, entregar un listado con los nombres y montos para que una vez que Gabriela entregara el dinero a la Fundación se confeccionen los recibos correspondientes", insistió Riobó.

Preguntado sobre cómo llegó el dinero -que fue robado la noche del balotaje presidencial- a la casa de Michetti, el colaborador recordó que fue él quien se lo entregó al empresario Juan Tonelli Banfi, pareja de la vicepresidenta.

"Ese viernes yo me llevé toda la plata a mi domicilio y el sábado 21 de noviembre de 2015 a la mañana se lo acerqué al domicilio de Juan. Tengo entendido que Juan le llevó el dinero a Gabriela ese mismo día a la casa y que al día siguiente fue el robo", resumió.

El juez Lijo quiso saber "si en alguna otra oportunidad ha recaudado donaciones de dinero realizadas por parte de terceros en favor de la Fundación SUMA", a lo que Riobó contestó: "No, recaudar yo no. Fue esa sola vez".

Otra testigo que pasó por Comodoro Py, según consignó Ámbito.com, fue María Conte-Grand, esposa de Luis Majul, extesorera de SUMA, asesora electoral y personal de Michetti. Ella también ratificó que hubo tres recolectores de dinero para organizar la cena anual de 2015 y que como el resto de los donantes, no le dieron un comprobante por sus $ 10.000

"Fui Tesorera pero nunca lo ejercí efectivamente ese cargo, más que para firmar esos balances en cero, que demostraban que no se había efectivamente trabajado en la Fundación", explicó a la Justicia.

"A principios de diciembre del 2014 hice una transferencia desde mi cuenta sueldo del Senado a la cuenta de la Fundación, lo cual está documentado en el Banco Nación y el aporte fue de alrededor de siete mil y pico de pesos", expresó. Y agregó: "Hice un aporte en 2015, habrá sido a principios de noviembre cuando Gabriela pidió colaboración a la gente del despacho y quedó obviamente a voluntad de cada uno. El aporte que hice fue de $ 10.000 en efectivo, se los entregué a un compañero de trabajo que era el que se encargaba de juntarlo. Mi compañero que juntaba era Santiago Riobó", señaló Conte-Grand.

Ante una consulta del funcionario judicial sobre si le entregaron un recibo por la contribución, respondió: "No, me dijeron que el recibo me lo iban a entregar después de la gala pero eso no sucedió por el robo en la casa de Gabriela; esto es, porque nunca ingresó efectivamente ese dinero a la Fundación SUMA". 

Por otro lado, la prima y secretaria privada de la Vice, Alejandra Illia, aceptó ante el magistrado que hizo una contribución de su bolsillo y que no se documentó oficialmente en los registros contables de la Fundación. "En la cena de 2015 no realicé un aporte, pero si previo a ella hice un aporte en efectivo de $ 5.000 a raíz de una colecta que hicimos en el despacho del Senado. En esa ocasión, Gabriela hizo un pedido a los que trabajamos con ella y yo colaboré".