POLITICA VIDAL Y GRINDETTI REUNIERON A SU TROPA


Los ‘retiros espirituales’ del PRO también llegaron a la Provincia


Foto:Cedoc Perfil
Los “retiros espirituales” que inauguró en 2007 Mauricio Macri cuando fue electo jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llegaron ahora al territorio bonaerense. La pérdida del poder del peronismo en la provincia y en varios de sus distritos también terminó con las reuniones en unidades básicas o polideportivos y ahora se estrenan jornadas de gestión en exclusivos hoteles.
No sólo la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, concentra con su equipo durante ayer y hoy en el resort Howard Johnson de Luján, sino que hasta ese distrito también llegó el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, para reunirse junto a 12 funcionarios en el exclusivo Polo Hotel en una jornada de reflexión.
Desde el gobierno de la provincia aseguraron que por ser una actividad oficial donde participan ministros, la gobernadora y el vicegobernador, la estadía (cuesta $ 1.400 la noche de habitación) la paga la Gobernación. Ayer, en Luján los funcionarios mantuvieron un día de charlas para analizar los cuatro meses de gestión. Al mediodía se tomaron un recreo para almorzar capeletis con crema. Los funcionarios aseguraron que por estar en una jornada de trabajo sólo hubo para beber agua y gaseosa y el vino brilló por su ausencia.
A diferencia de los “retiros” organizados por Macri, en esta jornada los celulares se mantuvieron prendidos. Se trató de 12 horas de reflexión el viernes coordinadas por una empresa que ayuda a organizaciones a evaluar su gestión, y seis horas de debate durante el día de hoy.
A pocos kilómetros se encontraba Grindetti, funcionario del PRO que por el caso de los Panamá Papers se lo señala como titular de una empresa offshore y poseedor de una cuenta bancaria en Suiza. Según el diario digital La Defensa, la Secretaría de Gobierno de Lanús realizó la solicitud de pedido Nº 3-301-72, por la que se presupuestó una habitación simple, seis habitaciones dobles, cenas, almuerzos y merienda; un salón y un proyector para dos jornadas. En total, el “retiro espiritual” costará $ 68.842.
“Esa solicitud es falsa, el retiro se hace con el dinero de los secretarios que lo pagan de sus bolsillos, pero de todas maneras se trata de una actividad oficial de suma importancia para evaluar y mejorar la gestión”, explicaron desde el entorno de Grindetti

Rosario Ayerdi