POLITICA PRUEBAS EN BRASIL

Los secretos de las transferencias

El brasileño Meirelles, que declaró por primera vez ante la Justicia argentina, abrió el camino para llegar a esos documentos.

PERFIL COMPLETO

Alberto Youssef. El otro arrepentido reclamó inmunidad para dar información.
Alberto Youssef. El otro arrepentido reclamó inmunidad para dar información. Foto:Cedoc Perfil

Son comprobantes viajeros. Salieron de Hong Kong hacia Brasil y ahora podrían aterrizar en la Argentina. Y tal vez en varios países de América Latina. Se trata de los Swift bancarios, como se conoce a los códigos usados para facilitar los giros internacionales de dinero, de más de 4 mil transferencias que el cuevero Leonardo Meirelles realizó a pedido de dos constructoras: Odebrecht y OAS.

Son prueba de quién pagó los sobornos a funcionarios públicos y quiénes operaron como intermediarios de los sobornos. Gustavo Arribas está en el ojo de esa tormenta: se reabrió la causa en su contra y fue citado por la Cámara de Diputados.

El brasileño Meirelles, que declaró por primera vez ante la Justicia argentina, abrió el camino para llegar a esos documentos.

Además, este remolino brasileño activó algo que no estaba previsto: involucró a una nueva constructora brasileña en el pago de coimas a funcionarios argentinos: OAS.

Tras la videoconferencia del jueves ante el fiscal federal Federico Delgado y el fiscal Sergio Rodríguez, titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Rodríguez obtuvo la carta para solicitar a Brasil los documentos que Meirelles le aportó en su momento al juez Sergio Moro.

El funcionario ya los había reclamado en un exhorto a los fiscales del Lava Jato, pero la información no llegó.

Tras la videoconferencia de Meirelles, los fiscales tienen la carta para reclamar esos más de 4 mil comprobantes bancarios, una auténtica caja de Pandora de la corrupción en América latina.

El brasileño se comprometió con los fiscales argentinos a ayudarlos a descifrar esos documentos, que conoce al dedillo.

Una funcionaría del Ministerio Público Fiscal de Brasil aseguró que la entrega de los documentos es viable.

Según Meirelles, allí no sólo están las diez transferencias que le hizo desde Hong Kong a Gustavo Arribas. También están a los destinatarios de gran parte de los sobornos de las constructoras brasileñas en el continente sur.

Meirelles trabajaba para Alberto Youssef, quien según el doleiro le ordenaba a quién​ y cuánto transferir.

Su financiera llegó a mover unos US$ 200 millones para funcionarios de Brasil, Argentina, Perú, Panamá y otros países.

El cuevero recibía y transfería los fondos desde dos sociedades offshore en Hong Kong.

Fue uno de los primeros en declarar como arrepentido en Brasil. Tras confesar, obtuvo un permiso del juez Sergio Moro y viajó a China a buscar toda la documentación que avalaba sus dichos. Regresó a Brasil y entregó los movimientos de las cuentas bancarias.

En la videoconferencia, Leonardo Meirelles aseveró también otro dato central: dijo que las transferencias que hizo hacia la cuenta de Arribas son pagos de una de estas dos constructoras brasileñas: Odebrecht u OAS, dos de las grandes de ese país, con obras en Argentina y la región.

Es la primera vez que un brasileño admite a la Justicia argentina que las coimas que canalizó fueron por orden de estas dos empresas. OAS no estaba todavía en el radar central de la Justicia, que sí investiga el Lava Jato. Ese panorama cambió el jueves.