POLITICA ESCISION O VENTA DE ACCIONES

Los trámites administrativos para dividir Clarín tardarían un año

PERFIL COMPLETO

Independientemente de la alternativa de reagrupamiento que se escoja el proceso de implementación del plan de adecuación que presentó el Grupo Clarín será por demás complejo e implicará la realización de distintos actos societarios que, según el caso, podrá demandar un período importante de tiempo, al menos un año, coincidieron varios especialistas consultados por PERFIL.
La conformación de las seis unidades de negocios se podrían llevar a cabo a través de:
1) Escisión de la sociedad holding y/o de las restantes sociedades del grupo
2) Transferencias de la titularidad de las sociedades del Grupo; y/o
3) Transferencias de las licencias.
Es dable considerar que en todos los casos, la tarea más difícil y extensa resultará la valuación de los activos que conformarán las nuevas “babyclarin”.
La primera alternativa que podría llevarse a cabo, sería a través de un proceso de escisión de la sociedad holding y/o de las restantes sociedades del Grupo, que implicará que se lleven a cabo diversos actos societarios (ver infografía).
Los consultados destacaron que cada una de las unidades reagrupa las licencias ahora bajo control del grupo, por lo que requerirá el acuerdo de los inversores que tienen el 20% de las acciones que cotizan en las bolsas de Buenos Aires y Londres.
Otra de las alternativas para la reagrupación de las licencias, podría ser la transferencia de la titularidad de las acciones.
Requiere en forma previa una valuación certera de las sociedades y sus activos. Una vez valuadas las compañías, corresponderá celebrar el correspondiente contrato de compraventa y comunicar a la sociedad vendida quienes son sus nuevos accionistas.
Esta operación podría ser la más gravosa desde el punto de vista impositivo, por cuanto los resultados que se generen las ventas de acciones estarán alcanzada por el Impuesto a las Ganancias.
La última alternativa, podría ser que las sociedades del grupo no se escindan ni se vendan, sino que simplemente se transfieran las licencias. En este caso, correspondería analizar cada uno de los contratos por medio de los cuales las licencias fueron adjudicadas, y definir si existe algún tipo de restricción para que las sociedades del Grupo Clarín las transmita a nuevos sujetos.
En relación a los tenedores de las acciones del Grupo Clarín que cotizan en Bolsa, podrán participar en las asambleas que resuelvan cualquiera de las alternativas anteriores haciendo valer sus derechos políticos y votando conforme sus intereses.
Del mismo modo, una vez llevado a cabo la alternativa que corresponda, ellos formarán parte de las unidades en forma proporcional al capital que actualmente representan.



R.B.