POLITICA ESPECULACIONES ELECTORALES

Lousteau quiere ser rival de Larreta pero aliado a Macri

Piensa competir con el PRO, pero no definió si en interna o por afuera. La UCR usará su imagen para la pelea en Cambiemos.

Socios. El miércoles, el embajador encabezó un acto junto a sus socios con los que compitió en las elecciones del año pasado.
Socios. El miércoles, el embajador encabezó un acto junto a sus socios con los que compitió en las elecciones del año pasado. Foto:prensa UCR
El embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau, reapareció esta semana y se volvió a posicionar en el lugar que más le gusta: como eventual candidato a jefe de Gobierno porteño en 2019. Sin embargo, su futuro electoral para 2017 todavía es un misterio. Lo que está claro, es que va a ser la principal espada del radicalismo a la hora de discutir cuestiones políticas dentro de Cambiemos.
Lousteau ya tiene claro que su tiempo en territorio estadounidense es limitado. En 2017 tiene previsto jugar fuerte para posicionarse como posible sucesor de Rodríguez Larreta. El problema está en el armado de Cambiemos, que avanza en todo el país menos en la Ciudad. “Está claro que va a competir el PRO contra ECO”, razonó una de los armadores del espacio de Lousteau, quien no definió si esa competencia será en una interna o en la general. ECO es la alianza que conformaron el año pasado con lilitos, socialistas y Graciela Ocaña. En el acto del miércoles, Lousteau ya dijo que lo quiere al lilito Fernando Sánchez como compañero de fórmula nuevamente.

El tema es que Elisa Carrió hoy está jugando más cerca del PRO que del radicalismo porteño. Y el propio Horacio Rodríguez Larreta se muestra más cómodo que antes con ella. En las filas del jefe de Gobierno porteño miran la película de reojo y aseguran no estar preocupados por lo que termine haciendo Lousteau. “El ya insinuó que va a competir por afuera”, evaluó una alta fuente del Gobierno porteño.
Pero en el entorno del ex ministro de Economía no descartan llegar a un entendimiento con Carrió. Lo importante, en su lógica, es que dentro de Cambiemos surjan figuras que puedan funcionar como un contrapeso al PRO. “Tenemos que lograr que Cambiemos sea realmente Cambiemos, y no todo PRO”, analizan, poniendo la mira en que los principales nombres que aparecen como eventuales sucesores de Macri son los de María Eugenia Vidal, Marcos Peña o el propio Rodríguez Larreta. Tanto Lousteau, como Margarita Stolbizer, se ilusionan con que puedan generar esa interna dentro de la alianza gobernante.

Mientras tanto, 2017 es todavía fruto de negociaciones. Y de números. Porque ya hay quienes especulan que un eventual enfrentamiento del PRO contra ECO esté acordado para así impedir el crecimiento de una nueva opción en la Ciudad. Es que en la última elección porteña, esas dos fuerzas sacaron cerca del 70% de los votos. Si se presentan todos juntos, consideran, es imposible que lleguen a esa cifra. Así, quedaría un espacio vacante para que se consolide un espacio que no quiera votar al macrismo pero tampoco al kirchnerismo. Con un buen candidato, Sergio Massa podría ocupar ese espacio. Esta situación, tendría aparejado una merma en la Legislatura, aunque en la actualidad los representantes del radicalismo se están oponiendo a proyectos de Larreta.
En última instancia, evalúan en el espacio, Macri podrá decir que se enfrentaron su jefe de Gobierno y su embajador en EE.UU.