POLITICA BUSCA CONSOLIDARSE COMO LÍDER DE LA OPOSICIÓN PORTEÑA

Lousteau ya tiene decidido a su candidato presidencial

Por Gabriel Ziblat | El economista todavía no anuncia a quién votará pero puso a disposición de Sanz, Carrió y Stolbizer los equipos técnicos de ECO.

Foto:Dyn

“Un sabor agridulce”, eso es lo que quedó replicando en la cabeza de Martín Lousteau después de haber perdido por poco más de 50 mil votos el ballotage contra Horacio Rodríguez Larreta. Ahora le queda el desafío de trabajar para consolidarse como el líder de la oposición en la Ciudad y a la vez jugar un rol importante en las elecciones nacionales.

Lousteau ya tiene decidido a quién va a votar el 9 de agosto, en las PASO, pero todavía no lo va a anunciar. Va a reconocer en cuánto micrófono se le cruce en el camino que los equipos técnicos de ECO están a disposición de los tres candidatos presidenciables que tienen los partidos del espacio: Ernesto Sanz (UCR), Elisa Carrió (Coalición Cívica) y Margarita Stolbzier (Progresistas). Y está dispuesto a acompañarlos durante la campaña. Pero en determinado momento va a decir a quién va a votar y la incógnita es cómo afectará eso al espacio. El único de ellos que estuvo ayer en el Palais Rouge fue Sanz, lo que algunos quisieron leer como una señal a futuro.

En el búnker de ECO, al igual que en toda la campaña, había pocas ganas de hablar de la elección nacional. Festejaban un resultado que muy pocos creían posible y preferían dejar esas discusiones para más adelante. El triunfo en 9 de las 15 comunas porteñas les permitía ilusionarse con un crecimiento a futuro. “Me hubiese gustado ganar, pero ECO es una fuerza que sale fortalecida y consolidada, con muchos legisladores y comuneros, que permitirán discutir los problemas de la Ciudad de otra manera”, expresó Lousteau a la prensa.

Ya posicionado como referente porteño, tiene decidido a trabajar como una “oposición constructiva” en la Ciudad. Dentro de dos años se vence su mandato de diputado, por lo que tendrá la posibilidad de revalidar su fuerza electoral e intentar posicionarse para el 2019. Mientras tanto, en el futuro inmediato estará la elección nacional, discusión en la que Lousteau también va a querer ser protagonista.



Gabriel Ziblat