POLITICA


Lubertino criticó a Aguer por sus dichos "homo, trans y lesbofóbicos"

El arzobispo de La Plata había expresado su disgusto contra la comunidad homosexual y lamentó la sanción de la ley del matrimonio igualitario. La exlegisladora propuso una "sanción".

Lubertino contra el siempre polémico Aguer
Lubertino contra el siempre polémico Aguer
Foto:Cedoc

La exlegisladora porteña, María José Lubertino, salió al cruce de las polémicas declaraciones del arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer sobre la comunidad homosexual. "¿Porqué los ciudadanos debemos seguir pagándole el sueldo a quienes desde la representación de un culto discriminan y dan misa contra los derechos humanos?", se preguntó Lubertino desde su cuenta de Twitter.

Para Lubertino, actual secretaria de organización del Frente Grande, “las declaraciones de Aguer además de ser aberrantes están en clara contradicción con las leyes vigentes, la Constitución Nacional y los tratados internacionales sobre discriminación a los que adhiere nuestro país”.

Es que Aguer volvió a polemizar esta semana con la comunidad homosexual argentina y lamentó la sanción de la ley de matrimonio igualitario, a la que consideró "injusta" y "en contra el orden natural". El prelado ratificó además que fue una "abominación" y una "blasfemia" el video que grabaron en la catedral platense la cantante peruana Tigresa de Oriente y la travesti y militante gay Pocha Leiva, porque "se burlaron" de los signos religiosos.

Lubertino advirtió que Aguer "forma parte de los mismos sectores que boicotearon y obstaculizaron las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género". Y agregó que "estas declaraciones, como ya le conocemos otras a Aguer, homo, trans y lesbofóbicas y contra los derechos de las mujeres, nos motivan a defender el carácter laico del Estado".

Lubertino destacó que la ley de matrimonio igualitario y la ley de identidad de género “siguen vigentes y garantizando derechos”, aunque “declaraciones como las de Aguer todavía se escuchan en varios ámbitos”. “Aguer debería ser sancionado por sus declaraciones”, añadió.

Para ello, Lubertino propuso “avanzar sobre una nueva ley antidiscriminatoria, que de poder de policía al INADI para sancionar y prevenir declaraciones y acciones discriminatorias como las de Aguer”. "Es necesario reemplazar la ley vigente por una nueva que otorgue más herramientas contra la discriminación”, concluyó.

Qué dijo el arzobispo de La Plata. Aguer, quien el sábado habló de los homosexuales como personas "depravadas" y "abominaciones amparadas por las leyes" durante una misa de desagravio, sostuvo este jueves sus afirmaciones en declaraciones a Radio 10.

El arzobispo -histórico adversario de Bergoglio- insistió en rechazar las leyes que amparan los derechos de la comunidad homosexual, al asegurar que existen "desgraciadamente porque la Iglesia está en contra del matrimonio igualitario. Es una ley injusta porque va en contra del orden natural, no sólo contra la posición de la Iglesia".

Aguer se defendió de las críticas por sus expresiones ofensivas al advertir que "no habló" de las personas homosexuales y que sólo se refirió como "depravadas" a las personas que "blasfemaron" el templo platense al filmar un video en su interior. "Eso no se hace en una iglesia", cuestionó, y reiteró: "Yo respeto a todas las personas, pero lo que ocurrió allí es una abominación".

Aguer precisó que cuando habló de "abominación" se refirió "al acto de falta de respeto hacia la eucaristía", al señalar que en el video "esta mujer remedó que comulgaba y establecía una cosa erótica respecto del cuerpo de Cristo", por lo que preguntó: "¿Se puede tolerar algo así? ¿Eso no es discriminación?".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • María José Lubertino
  • monseñor Héctor Aguer
  • matrimonio igualitario
  • Tigresa de Oriente
  • orden natural