POLITICA POR FRASES DESAFORTUNADAS

Luis Juez, tras ser removido de su cargo: “La salida no es la que me hubiese gustado”

Desde Ecuador insistieron para que se fuera y Mauricio Macri decidió su vuelta. Sin embargo, el cordobés dijo que ya tenía acordado su regreso desde hace un año. A partir de diciembre, continuaría su labor en el Ministerio de Defensa.

Luis Juez, embajador en Ecuador.
Luis Juez, embajador en Ecuador. Foto:Twitter Luis Juez

El ahora ex embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, lamentó su salida del consulado al decir que "no es como me hubiera gustado" aunque aclaró su vuelta al país "ya estaba acordada desde hace un año" con el presidente Macri y el jefe de gabinete Marcos Peña.

"La salida no es la que me hubiese gustado pero mi llegada al país no puede sorprender a nadie. Hace un año que tengo acordado esto Macri y Marcos Peña", aseguró Juez en diálogo telefónico con Perfil. Además, deslizó una presunta postulación como gobernador de Córdoba en 2019: "Yo quiero ser parte de la construcción de Cambiemos en la provincia de Córdoba".

Lo cierto es que según explicó el cordobés, antes de ganarse el repudio de los ecuatorianos por una frase desafortunada en la que los tilda de "mugrosos", ya tenía decidido que "después del 22 de octubre (elecciones legislativas) yo me volvía, porque quiero estar en mi país, quiero dar por terminadas mis actividades diplomáticas".

En declaraciones a Arriba Córdoba, Juez tuvo un sincericidio ante las cámaras, donde terminó hasta con lágrimas: "Yo soy así, qué carajo tengo que hacer para que se den cuenta. Soy franco, soy sincero, soy torpe, y capaz que no sirva para algunas cosas. Yo no era Gardel, no me merecía la estampita de santo cuando clasificó la Selección. Ni ayer era un talismán y hoy soy un pelotudo. Ni ayer era Dios y hoy son un imbécil", expresó el ex intendente. 

Consultado por su futuro inmediato, Juez dijo a este sitio que "el 10 de diciembre se reacomodará la cuestión" y en esa fecha se definirá qué cargo ocupará dentro del gabinete. En principio, se espera que se reúna con Marcos Peña y el ministro de Defensa Oscar Aguad, donde podría continuar su labor.

"Llegué hace media hora, me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa, porque no quería estar con la ropa de esta mañana, van a decir que soy un mugriento y agarré hábitos ecuatorianos", había dicho en una entrevista.

Luego, aseguró que no tuvo "intención" de agraviar a los habitantes de ese país con sus polémicos dichos, contó que ya pidió "perdón" ante las autoridades y afirmó que "hay que dar tiempo para que todo se aclare". No obstante, desde Ecuador insistieron pidiendo su remoción, en medio de una tensa relación que venía desde el inicio de su gestión, cuando todavía el mandatario era Rafael Correa, cercano a la expresidenta Cristina Fernández.

"Lo que tengo que hacer, más allá de que no tuve ninguna intención, es pedir disculpas, y estamos en esa etapa. Es complicado porque suena a una ofensa fea, suena peyorativo", sostuvo.

En el transcurso de la entrevista con el medio cordobés, Juez se mostró conmovido. Sin embargo, se terminó de quebrar cuando Alejandra Bellini le dijo que lo veía enojado y ofuscado. "Yo gano 12 mil dólares como embajador, tengo un Mercedes Benz y vivo en un castillo. Solamente un boludo se quiere ir de ahí y yo me quiero ir de ahí", dijo antes de que se le cortara la voz. 

"Hace 20 días que estoy pidiendo disculpas. La disculpa es inmediata, espontánea, intantánea, te abrazo y me perdonás... De donde nadie se quiere ir, yo me quiero ir", lanzó.