POLITICA

Macri "blinda" a Durán Barba con un bozal mediático en radio y televisión

Sus declaraciones en Noticias fueron criticadas por la mayoría de los funcionarios macristas. No más entrevistas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Pablo Cuarterolo

Pocas veces generó tanto malestar en el PRO. Pero el exabrupto de Jaime Durán Barba, quien expresó que Adolf Hitler era un personaje “espectacular”, terminó de convencer a Mauricio Macri de algo que ya venía pidiéndole a su asesor estrella: que baje su perfil mediático y deje de dar entrevistas.

La orden que emanó del Ejecutivo porteño fue clara: pedido de aclaración e intentar bajar el tema de la agenda de los medios de comunicación. Anteayer Macri dijo que dio el episodio por “terminado”.
Ayer, en una columna publicada en PERFIL, Durán Barba intentó justificar nuevamente sus polémicas declaraciones sobre Hitler y volvió a comparar al líder nazi con el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez. “El gobierno venezolano es antisemita”, escribió, “Como Hitler, Chávez llegó al poder a través de las urnas y luego instauró una democracia aclamativa”, agregó.

Uno de los hombres más cercanos al asesor ecuatoriano, el secretario general Marcos Peña, fue también uno de los más enojados por sus palabras. Peña, quien tiene a su cargo la comunicación del PRO, es uno de los que solía decirle a Durán Barba que no era conveniente que hable de política nacional en los medios mientras siga siendo asesor de Macri.

En estos días hubo una movida, solapada, para intentar desplazar al gurú de la mesa chica del PRO que suele reunirse los martes a almorzar. En ese lote están Jorge Macri (intendente de Vicente López), un grupo de ministros porteños y los aliados, tanto radicales como peronistas, que no suelen prestarle demasiada atención a sus consejos.

Además en el entorno del jefe de Gobierno porteño apuntan una cuestión estratégica: la importancia, hacia las presidenciales de 2015, de dejar de lado en el imaginario colectivo de la política y el poder la idea de que Durán Barba es el que toma las decisiones por Macri.

Sin embargo la influencia del gurú, en todos estos años, ha sido clave. Fue él quien convenció al jefe comunal que el Metrobus tenía que ser una marca de la gestión, el que animó la campaña “sin confrontaciones” y el que le pide que arme la tercera vía, un esquema de construcción política por afuera del PJ. Su influencia llega a tal punto que fue el principal orador de la primera reunión post-primarias con los candidatos o quien toma la palabra en los encuentros para pensar las estrategias a futuro.

Por lo pronto nadie se imagina a Durán Barba lejos de Macri. Eso sí, al menos por un tiempo, dejará que se dedique a la campaña mexicana, donde asesora al izquierdista PRD (Partido de la Revolución Democrática).



Ezequiel Spillman