POLITICA REUNIÓN BILATERAL

Macri y Temer pidieron darle un impulso "histórico" al Mercosur

Los presidentes de Argentina y Brasil remarcaron la necesidad de "más cooperación e integración" ante "un mundo de incertidumbres".

Macri y Temer
Macri y Temer Foto:DyN

Los presidentes Mauricio Macri y Michel Temer, instaron hoy a avanzar en el "fortalecimiento interno del Mercosur" y ampliar su relación con México, la Unión Europea y la Alianza del Pacífico, y remarcaron la necesidad de "más cooperación e integración" ante "un mundo de incertidumbres".

El jefe de Estado argentino pidió "darle un impulso histórico al Mercosur" y destacó que los países del bloque "deben ser aliados" frente a las "dudas que plantea el mundo". En el mismo contexto, remarcó que el Mercosur debe "estar listo" para avanzar en el tratado de libre comercio con la Unión Europea, en la Alianza del Pacífico y en la relación con México.

Sin hacer mención a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, pero sin desconocer los cambios que sus políticas proteccionistas podrían implicar para la región, Temer subrayó que "ante un mundo de incertidumbres, la respuesta de Argentina y de Brasil es más y más cooperación e integración", al hablar al término del encuentro que mantuvieron en el Planalto. 

En una declaración conjunta durante la visita de Estado que hizo esta mañana a Brasil, Macri bregó porque para el Mercosur "2017 sea un año de inflexión positiva para el crecimiento, el desarrollo y la profundización de esta alianza estratégica, ante tantas dudas que nos plantea el mundo".

"Frente a tantas dudas que nos plantea el mundo, lo que nos tiene que quedar claro es que tenemos que ser aliados en este siglo XXI. Juntos encarar esta agenda que nos genere ese futuro que tanto deseamos", agregó.

En la misma línea, su par brasilero sostuvo que "ante un mundo de incertidumbres, la respuesta de Argentina y de Brasil es más y más cooperación e integración", por lo que reclamó "alcanzar la eliminación de barreras al comercio que aun subsisten en el Mercosur".

"Es el tercer encuentro que mantengo con Macri en un período de seis meses. Hay una convergencia entre Argentina y Brasil por la urgencia en que haya crecimiento económico y generación de empleo y los modos similares de enfrentar los desafíos", enfatizó, según consignó la agencia DyN.

Además, subrayó que "no hay tabúes ni cuestiones que no puedan ser tratadas ni solucionadas" entre estos países, a la vez que advirtió que "para la fluidez del comercio bilateral hay que reducir barreras sanitarias y fitosanitarias y avanzar en la cooperación en la frontera y en la hidrovía".

Ambos mandatarios hablaron de la "oportunidad" de avanzar en distintos acuerdos comerciales, al coincidir en el cambio de escenario que provoca el desembarco de Donald Trump a la Casa Blanca, a quien no nombraron, pero aludieron en distintas partes de sus discursos.

"Hay muchos países interesados en ampliar la relación con nosotros. Empezando con la región, con la Alianza del Pacífico, y la relación con México, con este cambio de escenario tan importante que hace que México gire y mire más el sur", apuntó Macri.

En el mismo contexto, recalcó que "tal vez lo más importante" que firmaron durante su corta estadía en Brasil es la carta conjunta al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que los apoye y les dé asistencia técnica en la creación de una agencia que buscará "crear estándares únicos entre todos los países del Mercosur".

"La nueva agencia que estamos proponiendo, que genere estándares únicos, técnicos, sanitarios y fitosanitarios, va a ser otro salto adelante histórico, que va a facilitar la libre circulación y va a fortalecer la integración productiva", añadió.

Al finalizar su discurso, el presidente argentino advirtió que estos dos países son "socios" y tienen "mucho por compartir y mucho por intercambiar", por lo que concluyó: "Que la rivalidad la dejemos para el deporte, especialmente para el fútbol, en todo lo demás tenemos que ser socios".