POLITICA


Macri criticó al gobernador Lifschitz y el socialismo salió a defenderlo

El Presidente dijo que el mandatario santafesino es el que "tiene menos vocación para coordinar y trabajar en equipo". La reacción.


Foto:Cedoc

Las asperezas entre el Gobierno nacional y y el socialismo derivaron en un enfrentamiento entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. El jefe de Estado acusó al mandatario provincial de ser "el gobernador que tiene menos vocación para coordinar y trabajar en equipo".

Lifschitz se mostró crítico frente a varias de las medidas tomadas por el Gobierno nacional, como los tarifazos y varias políticas sociales, lo que lo llevó a tener una relación tensa con la Casa Rosada. En el medio se encuentra el radicalismo, socio político de Cambiemos pero aliado del socialismo en la provincia de Santa Fe.

"Trabajamos bien con todos los gobiernos de la Argentina. Es impresionante, casi todos los mandatarios tienen una agenda de trabajo con la Casa Rosada", afirmó ayer Macri. No obstante, precisó que "la verdad es que Santa Fe es la provincia que ha tenido menos vocación de coordinar esas políticas".

En una entrevista concedida a Canal 3, el jefe de Estado cuestionó las críticas recibidas por el socialismo: "Siento que, en vez de trabajar en equipo, ellos quieren no asumir responsabilidades y echarle la culpa al gobierno nacional". En ese sentido, puntualizó: "Me parece que es algo que venían haciendo desde hace muchos años y ahora es una inercia que llevan".

Los reproches por parte del Presidente suscitaron duras reacciones por parte del socialismo. El exgobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, salió en defensa de su sucesor: "Lamento que el Presidente desprecie el federalismo y denoste a Lifschitz por pensar distinto". Asimismo, consideró que "es una pena que, desde el poder central, se repitan prácticas que contribuyen a la división entre los argentinos"

El diputado provincial Rubén Galassi se dirigió a Macri directamente a través de su cuenta en Twitter para exigirle que "muestre vocación para coordinar y empiece a pagar la deuda que la Nación tiene con Santa Fe tras el fallo de la Corte".

La diputada nacional socialista Alicia Ciciliani calificó de "ingrato e incomprensible" lo dicho por el mandatario nacional. La legisladora manifestó que el comportamiento del Presidente cayó como "un balde de agua fría" y realizó varios reproches al jefe de Estado a través de una batería de mensajes en Twitter. 



Redacción de Perfil.com