POLITICA RESISTENCIA DE LAS PROVINCIAS


Macri desvió US$ 4.000 millones para obras que impactan en Ciudad y GBA

Firmó un DNU que reasigna fondos hacia el área metropolitana. La oposición denuncia que salen del Plan Belgrano y podría frenarlo en el Congreso. Las sombras de Iecsa y Caputo.

PERFIL COMPLETO

Discordia. Cano, ayer, junto al jefe de Gabinete. El dirigente asegura que las partidas de la polémica no se extraerán del Plan Belgrano.
Discordia. Cano, ayer, junto al jefe de Gabinete. El dirigente asegura que las partidas de la polémica no se extraerán del Plan Belgrano.
Foto:telam

Un decreto de necesidad y urgencia (DNU) del presidente Mauricio Macri comienza a despertar la polémica por el reparto de fondos millonarios que, según la oposición, serían desviados del Plan Belgrano para financiar obras en la Ciudad de Buenos Aires durante el próximo año electoral. Obras en las que, además, las empresas beneficiadas están ligadas al Presidente.

Se trata del Decreto 797, firmado a fines de junio para modificar partidas del Presupuesto 2016. La medida tiene como objetivo conseguir los fondos para pagar los juicios del Estado pendientes con los jubilados, pero el decreto incluyó anexos para redirigir más de $ 60 mil millones (unos US$ 4 mil millones) para financiar megaobras de transporte en territorio de Horacio Rodríguez Larreta. La cifra equivale al 25% del presupuesto del Plan Belgrano.

El Plan Belgrano es la promesa de Macri a las provincias del Noreste y Noroeste para financiar obras de infraestructura postergadas durante décadas. Pero la oposición en esas provincias comenzó a agitar las aguas porque el dinero no llega, pero se destinan miles de millones para la Ciudad de Buenos Aires.

El diputado por Jujuy Alejandro Snopek (Frente Renovador) aseguró a PERFIL que “en las planillas anexas del DNU se redireccionaron $ 98 mil millones para hacer obras y el 70% es para Capital Federal y alrededores”. “No se destinaron partidas para el Belgrano Cargas –que sí tendría impacto en el interior del país– ni para obras pendientes, como la doble trocha de la Ruta 34, que une Jujuy y Salta”, agregó Snopek.

El diputado dijo que en los anexos al decreto no se especifica de dónde se extraen los fondos para la Ciudad pero lo que queda claro es que se redirigen partidas para la Ciudad mientras no se financia casi nada para las provincias del Plan Belgrano.

El DNU ya está vigente, pero la Comsión Bicameral del Congreso todavía debe tratarlo. Hasta el momento no se logró reunir el quórum. El Frente Renovador, que lidera Sergio Massa, es uno de los bloques decididos a enfrentar la modificiación del Presupuesto.

El radical José Cano, a cargo del Plan Belgrano, desmintió a la oposición y aseguró que “el decreto no implica dejar sin fondos a proyectos incluidos en el plan. Las transferencias de recursos coparticipables para las provincias del norte argentino se ha mantenido e incluso incrementado en este primer semestre de la administración Macri, con relación a idéntico semestre del último año de la gestión K”. Snopek dijo, por su parte, que en el decreto, su provincia, Jujuy, sólo recibe $ 198 millones para el tratamiento de residuos. “Los fondos equivalen a menos del 0,2% de todas las partidas redirigidas”.

Sin duda, la obra porteña más polémica es la Red de Expresos Regionales, una red de túneles y estaciones que conectará las líneas de ferrocarriles del Gran Buenos Aires en el centro de la Ciudad. La megaestación central será construida debajo de la Avenida 9 de Julio. El megaproyecto porteño es criticado por empresarios y opositores por su supuesta “escasa practicidad”, ya que requiere no sólo la obra sino también la electrificación de todos los ramales.

El 19 de junio, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, expuso el anteproyecto ante las empresas interesadas en la licitación, que se lanzaría el próximo mes. Algunas de las constructoras aseguran que no tienen chances y que recibieron el mensaje de que uno de los empresarios que más se beneficiarán con el proyecto es Nicolás Caputo, asesor y mejor amigo del Presidente. Fue uno de los ganadores del Metrobus, entre otras obras millonarias de la Ciudad. La obra es monumental. Pero además, se desviarán fondos para el soterramiento del Sarmiento, una obra que llevará adelante Iecsa, la constructora del primo de Macri, Aneglo Calcaterra.


La megaestación de la discordia

El Ejecutivo quiere destinar $ 12.300 millones para una estación central debajo de la 9 de Julio (que se llamará RER), pero además destinará otros $ 45 mil millones para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento; $ 3 mil millones para una megaestación en Plaza Constitución; y $ 1.100 millones para bicisendas y ciclovías. En el anteproyecto, el ministro Dietrich dijo que “hoy los trenes llegan hasta las terminales de Retiro, Once y Constitución, y sus líneas están desconectadas. RER enlazará los ferrocarriles”. La oposición y algunas empresas constructoras plantean que el proyecto es “inviable” e “innecesario”. El Gobierno dice que reducirá los tiempos de viaje en transporte público.




Temas: