POLITICA

Macri: "El narcotráfico avanzó con complicidad del Gobierno anterior"

El presidente criticó los "severos problemas de incomunicación" entre las fuerzas de seguridad al tiempo que apuntó contra la herencia recibida.

Foto:Dyn

El presidente Mauricio Macri sostuvo este martes que inició su gestión con fuerzas de seguridad "que tienen una historia, por inacción o complicidad, que han sido penetradas por parte de las mafias", aunque destacó que a pesar de "los errores", se logró recapturar a los prófugos del triple crimen de General Rodríguez.

"Hay una mayoría sana (de las fuerzas de seguridad) que apoyó en los últimos días para esta captura, que parecía imposible", aseveró Macri respecto a los arrestos de Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Christian Lanatta en la provincia de Santa Fe.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Estado expresó: "No arrancamos de cero, se arrancó con fuerzas de seguridad que tiene una historia, por inacción o complicidad, que han sido penetradas por parte de estas mafias".

Asimismo, Macri celebró la captura de los tres prófugos, pero admitió que "estamos muy lejos del profesionalismo para encarar estos temas" y reconoció que el Gobierno "no es infalible" aunque aseguró que aprenderán "de los errores". El jefe de Estado dijo que hay más de mil prófugos, a los que durante el kirchnerismo "ni los buscaron", no obstante advirtió que el Gobierno va a "empezar a trabajar en un área específica para buscar a cada uno de ellos".

Y lanzó: "En esta década que pasó el narcotráfrico avanzó como nunca por la complicidad del Gobierno anterior”.

En este sentido, Macri admitió "problemas severos de coordinación" durante la búsqueda de los prófugos. "Se vio en este nuevo intento de trabajo conjunto que se han tenido problemas severos de coordinación", indicó Macri respecto a los operativos. "No nos podemos dar el lugar de trabajar individualmente, tenemos que trabajar coordinados", dijo.

Sobre los dichos de Patricia Bullrich sobre las presuntas “intenciones de desviar la investigación”, las pistas falsas y sobre quién quiere “embarrar la cancha”, dijo: “Lo que me dijo la ministra es que verificó el estado de salud de Martín Lanatta, por pedido del juez. Se abrió un sumario para que quede con precisión qué pasó durante todo el proceso. Especialmente, a partir de que la AFI dio el lugar posible, y todo lo que se hizo sucesivamente. Cuando tengamos el resultado de ese informe lo vamos a comunicar y tomaremos las medidas pertinentes.

“Los cambios van a sucederse durante los próximos años. Más que cambiar, hay que construir fuerzas de seguridad confiables y esto excede lo federal. Todos los gobernadores deben profesionalizar sus fuerzas. Éste es el compromiso que estamos asumiendo entre todos. El trabajo tiene que ser coordinado. El Gobierno tiene que poner más inteligencia y apoyar más músculo en cada distrito. No arrancamos de cero, arrancamos con fuerzas que tienen una historia que en esta inacción de complicidad han sido penetradas por parte de estas mafias. Pero hay una mayoría sana para lograr esta captura que parecía imposible porque un sistema que parecía podrido, me parecía poco probable. Y la verdad es que me llena la esperanza que aun con errores se logró el cometido. Se puede. Trabajando juntos. Aunque esto va a llevar un tiempo: esto significa invertir más, recapacitar fuerzas. Cada día se está un poco mejor”, argumentó.

En otro orden de información, se refirió a temas económicos y de gestión.

El mandatario advirtió que el Gobierno buscará "un acuerdo razonable", en vísperas de una nueva negociación con representantes de los fondos buitre que comenzará mañana en la ciudad de Nueva York. "Queremos dejar de ser un país que ha sido catalogado como incumplidor", sentenció el jefe de Estado. Y manifestó que los representantes del Ministerio de Hacienda que viajarán hoy a los Estados Unidos le expresarán al mediador que designó el juez Thomas Griesa, Daniel Pollack, que "a pesar de que en la Argentina no se han hecho las cosas bien", en el país "hubo un cambio".

Aseguró además estar "conforme" con los resultados tras "la salida del cepo" cambiario. "Estoy conforme con cómo funcionó la salida del cepo", indicó al tiempo que amplió: "Hemos dejado de estar limitados en poder crecer".

Sobre el fallo que intentó devolver a Martín Sabbatella a su cargo en el AFSCA: "Ya se ha apelado. Y le dio caracter suspensivo. No tienen aplicación los fallos".

Por último, se refirió a los despidos de estatales. Dijo que encontró "un enorme vaciamiento del Estado" y advirtió que "el Estado no es del partido político que ganó la elección". "El Estado tiene que estar al servicio de todos, porque no es del partido político que ganó la elección", señaló. El mandatario sostuvo que al asumir encontraron "un Estado puesto al servicio de la militancia política", y aseguró que buscarán "construir un Estado como el de la Ciudad de Buenos Aires, apostando a la carrera pública".



Redacción de Perfil.com