POLITICA CUMBRE DEL BLOQUE EN MENDOZA

Macri llamó al Mercosur a apurar acuerdos comerciales

El Presidente le pasó el mando a su par brasileño, Michel Temer, que seguirá con la agenda que impulsó el gobierno argentino.

PERFIL COMPLETO

Macri en el Mercosur
Macri en el Mercosur Foto:Presidencia Brasil

La cumbre del Mercosur en Mendoza permitió revalidar las credenciales del presidente Mauricio Macri como líder regional. Ayer, transfirió la presidencia pro tempore del bloque a su par de Brasil, Michel Temer; pero la agenda seguirá orientada a  las prioridades que definió el mandatario argentino: lograr un acuerdo con la Unión Europea (UE) e impulsar un esquema de asociación con la Alianza del Pacífico.

Uno de los temas centrales del encuentro fue la posición de los países representados en la cumbre de Mendoza frente a la crisis en Venezuela, país que integra el Mercosur pero que fue suspendido por no cumplir las reglas comerciales del mismo. Macri mostró en este tema un discurso más duro, pero encontró un límite por las posiciones más moderadas de los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Bolivia, Evo Morales. Con el mandatario como mediador central, finalmente se consensuó un duro documento en el que se pidió al gobierno de Nicolás Maduro “restablecer el orden institucional”.

No hubo diferencias, en cambio, sobre temas comerciales y la estrategia del bloque para abrirse a nuevos mercados. “Sigamos trabajando juntos para consolidar y confirmar esta integración entre nosotros primero y hacia el mundo simultáneamente después”, pidió ayer Macri durante el almuerzo protocolar que ofreció a los presidentes de los estados miembros del bloque (Brasil, Paraguay y Uruguay) y los representantes de Chile, Colombia, Guyana y México.

Macri también contrastó el “aislamiento” del bloque en los últimos años frente a la política de apertura de Chile, Colombia y México. Lograr una asociación con estos países, es una de las prioridades de la administración Cambiemos. Por esta razón, el canciller Jorge Faurie había declarado que “el diálogo entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico tiene una dimensión renovada por un impulso político, donde sobre todo quienes se han comprometido para que logremos una convergencia, son sus presidentes”.

A su turno, Temer anticipó “una presidencia brasileña muy rica y productiva”. También elogió los progresos conseguidos durante el mandato de la Argentina como presidente pro tempore del Mercosur, al destacar: “Los últimos seis meses trabajamos para eliminar y no para crear barreras de comercio”.

Además de participar en las reuniones plenarias, Macri mantuvo encuentros bilaterales con los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, Bolivia, Evo Morales, y Paraguay, Horacio Cartés. Con los tres habló sobre la posición del Mercosur sobre Venezuela. Con el mandatario uruguayo también discutió temas comerciales, como el acuerdo que se busca cerrar antes de fin de año con la UE.

En tanto, durante los encuentros de Macri con Morales y Cartés se habló además sobre la lucha contra el narcotráfico, según informó ayer Presidencia. El mandatario boliviano también le comunicó a Macri que su país está interesado en comprar aviones de entrenamiento militar Pampa III, fabricados por Fadea en Córdoba.

Agenda laboral. Durante una rueda de prensa, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, reconoció que la reforma de las normas laborales en Brasil impactará en el país: “Tenemos que mirar lo que pasa a nuestro alrededor, Brasil acaba de aprobar una reforma laboral que nos impone un nuevo desafío en la Argentina e implica menores costos en Brasil, no podemos estar ciegos de lo que pasa”. Las declaraciones coinciden con aseveraciones de otros funcionarios, como el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quienes reconocieron que Cambiemos quiere poner el tema en debate tras las elecciones.