POLITICA


Macri mandó a contener a Tinelli pero no le levanta el veto en AFA

En la Rosada creen que las críticas responden a la falta de apoyo de sus ambiciones futbolísticas.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

En el Gobierno ven a Marcelo Tinelli “paranoico” y deslizan que sus críticas están vinculadas a su búsqueda de poder en la AFA. Los allegados del conductor, en cambio, aseguran que el macrismo “ve fantasmas” y que “exageran” frente a sus estocadas de humor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

De una forma u otra, Tinelli se convirtió esta semana en un tema de Estado: tras un aluvión de críticas por el tarifazo y denunciar que un grupo de “trolls” macristas lo hostigaba en Twitter, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se comunicó con el conductor para asegurarle que la Casa Rosada no tenía nada que ver con los ataques en las redes e intentar bajar los decibeles del enfrentamiento.

La primera alarma se encendió en Balcarce 50 cuando Tinelli sumó a “Gran Cuñado” a un Mauricio Macri con dolor en su corazón (justo después de la arritmia). Pero esta semana los chistes se transformaron en ácidas críticas. Se mofó del cansancio de Macri en los actos del Bicentenario e ironizó: “No hay tarifazo, es el 400% nada más, eso no es tarifazo”.

De todas formas, la mayor preocupación en el Gobierno se generó cuando Tinelli culpó directamente al macrismo por un ataque directo a su persona y a su productora en redes sociales. El macrismo teme quedar como victimarios de la popularidad de Tinelli. “Marcelo se calentó feo con el tema de los trolls. Está seguro que salieron de Casa Rosada aunque se lo hayan desmentido”, confía una fuente de acceso cotidiano al conductor. Además del llamado del jefe de Gabinete, el funcionario a cargo del área de “Vínculos Ciudadanos”, Guillermo Riera, debió salir a desmentir su participación en el ataque de internet. El PRO sabe de call centers dedicados a viralizar mensajes. La Ciudad tiene uno. También montó otro en Mar del Plata para la campaña 2015.

Al momento de buscar explicaciones al enfrentamiento, en la Casa Rosada consideran que el veto del Presidente a que Tinelli sea el nuevo conductor de la AFA o el hombre fuerte de la entidad es un trago que nunca logró digerir. En la Casa Rosada también resisten el ingreso de Tinelli como conductor de la Superliga, aunque ven con buenos ojos a Matías Lammens, presidente de San Lorenzo y cercano al conductor.

Un frente de conflicto paralelo es el vínculo empresario entre Tinelli y el kirchnerista, Cristóbal López. Ayer el diario La Nación dio a conocer que la Justicia está investigando a Tinelli por presuntas “maniobras dolosas” por la retención de aportes previsionales en Ideas del Sur. “Marcelo siempre se quiso despegar de Cristóbal”, aseguran cerca del conductor. Pero sabe, a ciencia cierta, que el Presidente fue uno de los impulsores de las investigaciones contra el Zar del Juego K.

El futuro. En este marco, de ambos lados suena una misma música: el tema se resolvería rápido con un encuentro entre Macri y Tinelli. Uno más de los muchos que tuvieron. El último, según publicó Infobae, fue el sábado 4 de junio en el departamento de Marcelo en Palermo. También estaba allí el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey junto a Isabel Macedo. Lazos sociales: Juliana Awada tiene un vínculo cercano a Guillermina Valdés, mujer del conductor. “Todo esto se arregla en dos minutos si se vuelven a reunir”, comentan en Ideas del Sur. Por ahora, no está en la agenda de ninguno.

De todas formas, Fabián Scoltore, el hombre fuerte detrás de Tinelli, acercó esta semana a los funcionarios nacionales su propuesta comercial para conseguir apoyo económico para ShowMatch. No incluyó ni la liga de vóley ni la de básquet, que dan buenos dividendos. Pero justo eligió esta semana de tensión. Podría ser un buen motivo para un sketch del programa.



Ezequiel Spillman