POLITICA LA ESTRATEGIA DEL PRO

Macri también busca beneficiarse con las diferencias en el interior de UNEN

El jefe de Gobierno porteño aspira a mantener su crecimiento en las encuestas y, de esa forma, seducir a un sector de la UCR con mayor fortaleza. Recorridas por el interior.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telam

El PRO intentará, en los próximos meses, ser el principal beneficiario de los problemas internos de UNEN. Aunque Mauricio Macri aseguró ayer que no va a “interferir” en la renovada interna del espacio donde confluyen la UCR y el socialismo, no descartó reunirse a “tomar un café” con Elisa Carrió, acaso la principal defensora de un acuerdo que incluya al macrismo para ganarle al PJ.

En este contexto, la estrategia de los armadores políticos del PRO será seguir manteniendo abiertos los diálogos que vienen teniendo con los posibles candidatos a gobernadores de la UCR y, paralelamente, comenzar a lanzar dirigentes propios en varias provincias para que puedan crecer en imagen y permitan forzar, a principios de 2015, a hacer una negociación.

Los radicales que más hablan con el PRO, enrolados en una suerte de “liga de candidatos” (que se escindieron de la conducción del comité nacional), ya les hicieron saber a los funcionarios porteños que su anhelo máximo es poder llevar a Macri, a Sergio Massa y a Julio Cobos en una sola boleta a gobernador. Sería una suerte de colectora al revés.

Con la UCR. Los vínculos entre radicales y macristas siguen siendo fluidos. De hecho, el jueves los diputados Julio Martínez (La Rioja) y Ricardo Buryaile (Formosa) estuvieron en oficinas del Gobierno porteño hablando sobre el futuro de UNEN tras el desplante de Carrió a Pino Solanas.

Ayer mismo Macri volvió a mostrarse con el intendente radical de Río Cuarto, Juan Jure, en un acto en el que se anunció la apertura de sucursales del Banco Ciudad. Allí estaba el titular de la entidad, Rogelio Frigerio, uno de los que trabajan en el armado de acuerdos con la UCR.

Por otro lado, el líder del PRO buscará promover candidatos propios en varias provincias con la idea de que, para principios de 2015, tengan un caudal de votos que permitan, con mayor facilidad, cerrar nuevos acuerdos distritales. Por ello la semana que viene estará en el NOA, donde presentará a dirigentes “amarillos” como precandidatos a gobernadores en Salta, Tucumán y Jujuy. En estas dos últimas provincias el PRO tiene diálogo con los dos radicales que mejor miden: el diputado José Cano (a quien ven como uno de los más cercanos al massismo) y el senador Gerardo Morales.

El razonamiento es que, con la ayuda de la imagen del jefe comunal, esos candidatos locales alcancen entre el 10% y el 15% que sean clave para ganarle al justicialismo, lo que obligaría a los radicales a buscar un acuerdo para poder resultar triunfadores.

Macri exhibió en los últimos meses un crecimiento en las encuestas que lo acercaron a Massa y Scioli en la carrera presidencial.



Ezequiel Spillman