POLITICA


Macri vetará la ley antidespidos en Cresta Roja y los gremios preparan la resistencia

El Presidente visitará este viernes la empresa avícola para realizar el anuncio. En el gobierno prevén un bajo costo político.  


Foto:Télam

El presidente Mauricio Macri anunciá este viernes, durante un acto de incorporación de trabajadores a la empresa avícola Cresta Roja el veto a la ley antidespidos.  

Tras la aprobación de la Ley Antidespidos en la Cámara de Diputados, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio sostuvo que “muchos dirigentes plantearon este tema sólo para poner un palo en la rueda a la gestión y tratar que al Presidente le vaya mal, sobre todo desde el Frente para la Victoria, que en el pasado se opuso decididamente a este tipo de cuestiones”.

Y sostuvo que detrás de la iniciativa “había una intencionalidad política de dañar al presidente” y reiteró la decisión de Macri de vetar la ley, al sostener que el presidente “no va a hacer las cosas que queden bien: esta ley no es buena no funcionó en la Argentina y no la tiene ningún país del mundo”.

El presidente fue claro en este tema. No tenemos definido el momento pero el presidente va a usar todas las herramientas legales e institucionales para evitar que este tipo de iniciativas generen problemas y afecten el trabajo de los argentinos”, adelantó el funcionario en declaraciones radiales.

Por otra parte, desde el macrismo creen que el veto presidencial a la recién sancionada ley de emergencia ocupacional tendrá bajo impacto en la opinión y hasta esgrimen encuestas al respecto, al tiempo que consideran a la versión surgida de la votación parlamentaria de esta madrugada como la que menor daño le hará al gobierno nacional.

El oficialismo dice mantener "contacto permanente" con los dos factores de poder real que se avizora hoy en el peronismo: Los gobernadores provinciales y los jefes sindicales. Así lo admitió una fuente de consulta del presidente Mauricio Macri que cree que de esa manera se podrán evitar coletazos posteriores al eventual veto presidencial, según informó la agencia DyN.

"Los sindicalistas saben que son factor de poder y actúan políticamente. Por eso la movilización del 29 de abril tuvo ese doble componente", aceptó un dirigente de Cambiemos, que también reconoció que en la Cámara de Diputados hubo un acuerdo con el kirchnerismo para dar vía libre a la sanción definitiva a la ley anti-despidos, que tenía sanción del Senado, una vez que la salida impulsada por el renovador Sergio Massa que sumaba beneficios para las pymes, comenzó a naufragar.

En el mismo contexto, el titular de la CTA de los trabajadores, Hugo Yasky, dijo que de concretarse el veto: "Será un cachetazo para el movimiento sindical", y agregó que "se trataría de "un acto de arrogancia que avasalla no solamente al Congreso, sino también a cinco centrales obreras", consignó a la agencia Télam.

"Se podría insistir con la ley pero, agotada esa instancia, tomaríamos en nuestras manos convocar a la movilización. No va a quedar ningún rincón sin movilizarse para que esta política deje de ser la espada de Damocles sobre la cabeza de los trabajadores", concluyó Yasky.

En tanto, el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, también amaga con "salir a la calle" contra un eventual veto del presidente Mauricio Macri a la ley antidespidos. Su hijo y secretario adjunto de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, sostuvo en radio Télam que "si veta la ley va a cometer un error histórico y si es así no descartamos un paro general”.

El secretario General de la CTA, Pablo Micheli, indicó que "el Presidente podría apelar al sentido común y pensar que la mayoría de la población está a favor de esta ley". 

 



Redacción de Perfil.com