POLITICA RELACIONES CON LOS KELPERS


Malvinas: el Gobierno evalúa restituir los vuelos y dar asistencia sanitaria

También cree que se podría acordar una cooperación científica y ampliar las becas de estudio a los kelpers; estrategia de acercamiento sin debate de soberanía.


Foto:DyN

El gradualismo parece también aplicarse a la nueva política del Gobierno nacional respecto de las islas Malvinas. El nuevo acercamiento con una fuerte "base humanitaria", como la ha venido denominando la canciller Susana Malcorra, constaría de la restitución de vuelos hacia el archipiélago y la asistencia sanitaria.

Según consignó La Nación, un funcionario allegado al presidente Mauricio Macri sostiene que el concepto de fondo para llevar a cabo estos procedimientos es que si el territorio de las islas es argentino, por lo tanto sus habitantes "deben ser tratados por igual como si fueran argentinos o extranjeros".

La clave es presentar un acercamiento pero sin caer en las recordadas "relaciones carnales" que se pretendió en la década del 90, bajo el menemismo. El objetivo es diferenciarse de esa lógica, al mantener la discusión de soberanía únicamente con Gran Bretaña.

El plan a llevar a cabo implica la mencionada restitución de vuelos (cancelados en 2003 por el kirchnerismo), brindar asistencia sanitaria y educativa a los kelpers que asi lo requieran (y así evitar que viajen a Londres para operaciones de alta complejidad), y por último trabajar en la idea de establecer una cooperación científica en el Atlántico Sur.

Días atrás, Malcorra dijo que la relaciones bilaterales con frecuencia son buenas en un 80 por ciento y malas en un 20 por ciento. "Queda claro que ese 20 por ciento tiene que ver con las Malvinas. Pero en el largo plazo, podemos encontrar una solución", aseguró. "Las órdenes del presidente (Mauricio) Macri son concentrarse en el 80 por ciento. Necesitamos desarrollar la confianza", agregó según reseñó DyN.

Planteó la necesidad de incluir a los isleños en la estrategia argentina de reclamo de soberanía, después de "la retórica enormemente agresiva" que tuvo el país en los últimos años. "Desde lo formal, nosotros tenemos que mantener nuestro vínculo con el Reino Unido, inclusive por razones de legalidad internacional. Pero también me parece que, a medida que avanzan los tiempos, y hay un mayor reconocimiento a la participación de los pueblos, hay un mayor reconocimiento a la participación de la sociedad civil en distintas formas, uno puede ir pensando en opciones de aperturas", expresó la canciller.



Redacción de Perfil.com