POLITICA VISITA AL VATICANO

Marcos Peña: "El Papa no es kirchnerista ni de Cambiemos"

El jefe de Gabinete se quejó por las "interpretaciones sobre si la reunión había durado mucho o poco, si había sonreído más o menos"

Foto:Casa Rosada

El jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, fue otro de los funcionarios del Ejecutivo que se manifestó luego del encuentro que mantuvieron ayer el presidente Mauricio Macri y el papa Francisco en el Vaticano. Dicha reunión generó polémica debido al corto tiempo de la entrevista y a la actitud del Sumo Pontífice.

Peña, que publicó hoy un texto en Facebook, manifestó que Bergolio  "no es un dirigente político argentino. No es kirchnerista ni de Cambiemos"; y agregó que "es de todos".

El funcionario nacional habló del "momento histórico" en relación a la visita y expresó que fue "posiblemente por única vez que un ex jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y ex arzobispo de Buenos Aires se reencuentran como Papa y como Presidente de los argentinos". 

Sin embargo, Marcos Peña se quejó de las interpretaciones que se hicieron en relación a la actitud del Papa, "interpretaciones sobre si había durado mucho o poco, si había sonreído más o menos, y ahí uno empieza a pensar lo difícil que somos a veces como país", de acuerdo a la agencia DyN.

"El papa Francisco es el hombre más importante que haya surgido de nuestras tierras", expresó y agregó que "se ha transformado en una referencia moral y espiritual mundial, inmensamente querido y admirado por toda la humanidad".

A la vez, manifestó que "el Papa no es un dirigente político argentino. Tenemos que entender eso". "No es ni kirchnerista ni de Cambiemos. No es más amigo de uno o de otro. Es el Papa. Su misión excede ampliamente las divisiones de la política argentina", agregó

Además, el funcionario expresó que el Papa Francisco, "le pidió al presidente Macri que trabaje para unir a la argentina, preocupado por la división que se ha generado".

Con relación al vínculo del Sumo Pontífice con el Gobierno nacional, remarcó que "ayer empezó una nueva etapa en la relación del gobierno argentino con el Papa" para agregar que eso "surge del consenso de la necesidad de una relación más institucional, menos politizada y de menos manoseo".

 



Redacción de Perfil.com