POLITICA TRAS LA INVITACIÓN DEL PAPA


Marcos Peña sobre Hebe de Bonafini: "Es difícil encontrar otro argentino que haya sido tan agresiva y ofensiva"

El jefe de Gabinete habló de la gente "ofendida o indignada" por la invitación del Papa a la titular de Madres de Plaza de Mayo.


Foto:Cedoc

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se refirió hoy por medio de las redes sociales sobre la invitación al Vaticano que el papa Francisco le hizo a Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo y una de las principales voces críticas del gobierno de Cambiemos.

Por medio de un comunicado publicado en Facebook, con algunos errores ortográficos, el funcionario dijo "entender" que mucha gente se haya sentido "ofendida o indignada" por la invitación del Sumo Pontífice.

"Es difícil encontrar otro argentino que haya sido tan agresiva y ofensiva contra todo aquel que pensara distinto que ella", consideró Peña sobre Bonafini:

Sin embargo, el jefe de ministros destacó que "la división y la confrontación nos ha enfermado" y valoró el diálogo: "Lo valioso se produce cuando el diálogo tiene un puente con el diferente".

"Creo que más allá de las cosas que nos gusten o no, entendamos que la tarea del Papa es espiritual y evangélica, no política partidaria", consideró Peña. Y concluyó: "Podemos estar en desacuerdo con cualquier acción del Papa, pero cuidémoslo más".

Mira el texto completo:

"Hay mucha gente que se sintió ofendida o indignada porque el Papa Francisco va a recibir a Hebe de Bonafini.

Los entiendo. No la conozco personalmente a Bonafini, pero es difícil encontrar otro argentino que haya sido tan agresiva y ofensiva contra todo aquel que pensara distinto que ella. Y también muchos sienten que son demasiados gestos para un lado y pocos para el otro.

Pero creo que ahí está el problema. La división y la confrontación nos ha enfermado.

Creo que más allá de las cosas que nos gusten o no, entendamos que la tarea del Papa es espiritual y evangélica, no política partidaria. El diálogo, y porque no la misericordia, no implica acuerdo o validación de todo lo que ha hecho el otro. Dialogar con el que piensa igual es fácil, no tiene mucho mérito. Lo valioso se produce cuando el diálogo tiene un puente con el diferente.

Recordemos que Juan Pablo II visitó en la cárcel a quien lo intento matar. O que Mandela se juntó con quienes lo tuvieron preso y mataron a su gente durante décadas. Y son ejemplos que sirvieron a toda la humanidad.

Podemos estar en desacuerdo con cualquier acción del Papa, pero cuidémoslo más".



Redacción de Perfil.com