POLITICA ELECCIONES LEGISLATIVAS


Marcos Peña ya piensa en celebrar en 2017 y lanzar la “segunda etapa”

El jefe de Gabinete dijo que espera estar "festejando un buen resultado" en agosto y octubre del año próximo. Fue en el lanzamiento de un grupo de jóvenes del macrismo y el radicalismo.

Ernesto Sanz y Marcos Peña.
Ernesto Sanz y Marcos Peña.
Foto:Prensa La Generación
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, expresó ayer que se imagina que para esta fecha el año próximo estará festejando “un buen resultado” en las elecciones primarias de agosto y luego también en las generales de octubre. Y se entusiasmó con que eso significará “la puerta de arranque de una segunda etapa de transición y de cambio cultural”. Fue en el marco de un encuentro entre jóvenes del macrismo y del radicalismo, en el que también estuvo Ernesto Sanz.

El evento fue una muestra más de los intentos del Gobierno por fortalecer Cambiemos en todo el país, a pesar de las tensiones y resistencias que siguen surgiendo, sobre todo desde las filas del radicalismo. El propio Peña hizo mención al tema al asegurar que “cada día tenemos noticias de discusiones dentro de Cambiemos en cada provincia, porque muchas noticias son más de división que de unión”. En ese contexto, anticipó su celebración por el lanzamiento de la mesa de conducción de Cambiemos en Santa Fe que se realizó hoy. Contó con la presencia del radicalismo, lo que significa la ruptura del Frente Progresista, Cívico y Social con el que gobierna junto al socialismo.

Y en un mensaje dirigido a aquellos que lanzan críticas internas en Cambiemos, Peña aseveró que “la pelea generalmente es por temas personales o por espacios de poder y no por cuestiones de ideologías”. No obstante, las discusiones también obedecen a cuestiones de gestión, como por ejemplo las diferencias en cómo implementar el ajuste tarifario, algo que provocó una discrepancia pública de Elisa Carrió.

Sanz -quien ya no se habla con Carrió-, le pidió a los jóvenes presentes que no se deprimieran “por las situaciones negativas”. “Los cambios culturales necesitan transformaciones más largas y hay que bancarlas. Eso es lo que va a dar origen a un país distinto”, expresó. Además, planteó que la nueva generación tiene que aprender a que “los árboles que aparecen en el camino, las urgencias, no tapen el bosque”.

“Tenemos que demostrarnos a nosotros mismos que otras fuerzas que no provengan del peronismo pueden gobernar y tener gestas transformadoras”, agregó el mendocino frente al nuevo grupo que debutó anoche. Se trata del macrista La Generación, que hace ya ocho años milita acompañando al líder del PRO, y dirigentes del radicalismo de diferentes puntos del país (la mayoría de ellos tienen a Sanz como referente nacional). Gran parte de esos jóvenes tienen cargos, ya sea a nivel nacional o local, pero desdeñan de quienes intentan buscar paralelismos con La Cámpora. Afirman que no nacieron al calor del poder, sino que vienen haciendo política en sus ámbitos hace años y que esta unidad es fruto de la intención de consolidar Cambiemos.