POLITICA

María Julia se ofende si la comparan con Felisa

La única detenida por corrupción durante el menemismo no quiere que la equiparen con la exministra. Sus acusaciones y su recelo con CFK.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Se siente un poco sola, no conserva buenos recuerdos de sus cruces con Cristina Fernández (cuando la ahora Presidenta era senadora y la interpelaba sin mucho éxito en la Cámara en la época en que ocupaba la Secretaría de Medio Ambiente) y no coincide en que comparen el proceso judicial que la llevó a la cárcel con el que ahora terminó condenando a Felisa Miceli.

La última vez que había hablado con María Julia Alsogaray fue en mayo de 2005. Ella estaba presa tras haber sido condenada por enriquecimiento ilícito. Yo era director de la revista Noticias, pero sobre todo era el autor de la investigación por la cual estaba donde estaba. La llamaba para proponerle una entrevista y temiendo cómo reaccionaría al escuchar al “culpable” de su detención.

Me sorprendió contándome cómo era su vida en la cárcel (compartía el baño con una narco, leía novelas en inglés y francés, estudiaba ruso, iba a las misas que oficiaba Von Vernich) y al final me sorprendió más al aceptar sin dudar un reportaje vía mail: “No se sorprenda –me apuró–. Tiene que ver con la actitud que la revista mantuvo conmigo a través del tiempo. Nadie podrá decir que ustedes me trataron en forma complaciente, ¿no? Pero rescato la coherencia editorial y que cada vez que hablaban de mí se preocuparan en llamarme para darme el derecho de opinar”.

Después de tantos años, tras el fallo contra Felisa Miceli intenté comunicarme de nuevo con María Julia. Quería preguntarle por todo, pero en especial por si veía algún paralelismo entre dos mujeres que un día estuvieron en el centro del poder y al siguiente se quedaron sin nada, Menem y Cristina de por medio.

Lea la nota completa en la edición impresa del diario PERFIL.



Gustavo González