POLITICA EL JUEZ BONADIO, A CARGO

Más de veinte personas seguían detenidas luego de los disturbios

.

Secuencia. Un hombre detenido por efectivos de Gendarmería.
Secuencia. Un hombre detenido por efectivos de Gendarmería. Foto:Marcelo Silvestro
La Justicia federal continuará hoy con las declaraciones indagatorias de una parte de los detenidos durante los disturbios frente al Congreso Nacional. El juez Claudio Bonadio inició ayer por la tarde las primeras indagatorias a cuatro de los 45 detenidos  por supuestos delitos federales durante la manifestación del jueves contra la reforma de la ley previsional.
Al cierre de esta edición, eran 18 las personas que habían recobrado su libertad mientras que se esperaba que las autoridades definieran el destino de otras 23 personas, según fuentes de la fiscalía que dirige Jorge Di Lello.

“Bonadio le dijo a (la dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora) Nora Cortiñas que hoy (por ayer) saldrían por tandas algunos en unas horas y mañana otros, y que solo indagaría a los que tengan otras causas”, afirmaron ayer desde la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi).

En total, el juez Bonadio recibió ayer en su juzgado unos 45 sumarios de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, ayer al mediodía la situación de los detenidos era incierta y la Justicia no sabía cuántos estaban realmente detenidos. Así lo confirmaron fuentes directas de la causa. Algunos de los acusados seguirán siendo indagados en la Justicia federal durante el fin de semana y estarían imputados por supuestos delitos federales como intimidación pública, una figura que Cambiemos ya utilizó contra manifestantes durante la marcha por Santiago Maldonado de fines de septiembre. En ese expediente, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ya procesó a 22 de los 31 manifestantes acusados por los incidentes en las inmediaciones de Plaza de Mayo. Además, el magistrado les fijó embargos millonarios por los daños materiales.

Esta vez, el juez del caso volvió a avalar la teoría oficial de que los manifestantes habrían cometido delitos federales y no delitos comunes.
Las fuerzas de seguridad comenzaron a liberar a algunos de los detenidos ayer por la tarde, entre los que se encontraban personas ajenas a los incidentes. Fuentes judiciales resaltaron el caso de un indigente supuestamente apresado en las inmediaciones del Congreso.

La Gendarmería confirmó a PERFIL que la fuerza tenía la custodia de cuatro mujeres y diez hombres a disposición del juez Bonadio para ser indagados. Se encontraban en el edificio Centinela, de Retiro.
La Policía Federal tendría otras diez personas en la Superintendencia de Investigaciones Federales, de la calle Madariaga.
Los primeros liberados, ayer por la tarde, estaban alojados en comisarías de las comunas 4, 12 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires.


Temas: