POLITICA SIGUE EN PIE LA DISOLUCION DE INDALO

Más tensiones en la relación de Cristóbal López con su socio

Cristóbal López (59) y Fabián de Sousa (48) se conocieron hace casi dos décadas en Comodoro Rivadavia. López era un incipiente empresario del petróleo, y De Sousa trabajaba como contador para una compañía francesa del mismo rubro.

Otros tiempos. López se quedaría con la constructora, De Sousa, con los medios y la petrolera.
Otros tiempos. López se quedaría con la constructora, De Sousa, con los medios y la petrolera. Foto:cedoc
Cristóbal López (59) y Fabián de Sousa (48) se conocieron hace casi dos décadas en Comodoro Rivadavia. López era un incipiente empresario del petróleo, y De Sousa trabajaba como contador para una compañía francesa del mismo rubro.
Al socio de Cristóbal le habían ofrecido una posición importante en Venezuela, pero no le agradaba nada la idea de mudarse. Fue cuando López le ofreció un acuerdo: el 30% de las acciones de su grupo empresarial más los honorarios a cambio de trabajar para él.

De allí surgió una relación que prosperó, con tropiezos, hasta hoy. En el camino, López y De Sousa se expandieron y mucho. El Grupo Indalo tiene acciones en petróleo, alimentos, construcción y medios. Es un pulpo que factura miles de millones de pesos al año. Pero está atravesando severos problemas judiciales desde que el kirchnerismo dejó el poder.
De Sousa es, además, el administrador general del Grupo Indalo. La relación entre ellos, sin embargo, está cada vez peor. Cuando surgió la causa más grande contra las empresas de Indalo, por una deuda de 8 mil millones de pesos a la AFIP, se filtró un plan de división del Grupo, que fue parado por consejo de sus abogados.

Pero fuentes de la compañía confirmaron a PERFIL que los dos están esperando a que pase la tormenta judicial para separarse de manera definitiva. De Sousa se quedaría con los medios de comunicación y con Oil (dueña de estaciones de servicios). Cristóbal, con la constructora, los alimentos y otras inversiones menores.

Es por eso que cuando López y De Sousa recibieron una oferta de la holandesa Trafigura para hacer negocios con Oil, hubo una discusión. López quería vender la empresa, De Sousa, hacer un acuerdo de expansión. “Cristóbal quiere tener cada vez menos,  Si fuera por él se quedaría solo con la constructora. Pero Fabián quiere cada vez más. ”, explicaron dentro de la empresa a PERFIL.

Los medios. Las diferencias también pasan por la posesión de los medios de comunicación. López nunca los quiso, y De Sousa quiere invertir cada vez más en ellos. “Cada vez que ve que sale en un medio que no es del Grupo, por lo que pasa en alguno de los medios de él, a Cristóbal le agarra dolor de cabeza”, graficó un empresario que conoce bien a los dos.
En su momento, López le había pedido a De Sousa que se ocupara más del resto de los negocios, pero el socio minoritario decidió centrar su atención en los medios de comunicación. Es en donde más tiempo pasa. Así y todo, hay algunos que dicen, dentro de C5N, que la relación estuvo peor que ahora.

Otra de las versiones sobre la tensión que existe entre ambos, es que De Sousa le dice a López que le corresponde tener más del 30 por ciento de las acciones, pero el socio mayoritario no cede en esa discusión.
Lo cierto es que la sociedad que hoy une al Grupo Indalo tiene fecha de vencimiento.